Agricultura/Rainforest Alliance

Múltiples voces y acentos contribuyen a fortalecer la Norma de Agricultura Sostenible

No cabe duda. Si usted quiere saber qué opina el público sobre un tema específico y consigue que personas de 50 países del mundo le den su criterio, tiene que sentirse muy satisfecho.

Así se encuentran nuestros colegas de la Red de Agricultura Sostenible (RAS) tras haberconcluido la primera ronda de consultas públicas que forma parte del proceso de  revisión de sus tres normas para la certificación de sistemas agropecuarios sostenibles: la Norma para Agricultura Sostenible, la Norma para Sistemas Sostenibles de Producción Ganadera y la  Norma para Certificación de Grupos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La consulta de la RAS convocó a  productores agrícolas y ganaderos, científicos, expertos en sostenibilidad, ONG, autoridades locales e internacionales y a público general, quienes participaron en talleres presenciales organizados por la Red o que dieron su aporte mediante la plataforma virtual establecida para dicha revisión.

“Estamos orgullosos de haber logrado que en los tres meses durante los que se extendió la consulta pública hayan participado más de mil personas de 50 países del mundo. Esa participación se convirtió en más de 10 mil comentarios que estamos analizando para valorar su aplicabilidad a la nueva norma”, dijo el director de normas y políticas de la Secretaría de la RAS, Oliver Bach.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La última vez que la RAS revisó sus normas fue en el año 2008. Desde entonces, el número de propiedades certificadas bajo estos estándares, las cuales portan el sello Rainforest Alliance CertifiedTM, ha crecido exponencialmente, llegando a nuevas fronteras y a grupos de productores con diferentes necesidades y realidades. Por eso la Red consideró que era el momento para hacer una nueva actualización, ajustando la norma , por ejemplo, a las necesidades de grupos de productores pequeños que ahora representan el 90 por ciento de fincas certificadas bajo estos  estándares y a las nuevas regiones geográficas como África,  el continente con más operaciones y superficie de tierra certificada.

Según Bach, la mayoría de los comentarios recibidos se refieren  a temas como salario digno, productividad, saludo ocupacional, conservación de ecosistemas y los  transgénicos.  Todos los comentarios recibidos serán próximamente publicados en el sitio de la RAS, donde también se podrá consultar el informe de esta primera ronda, con una justificación acerca de los criterios en que se basaron para incluir o no las opiniones recibidas en el segundo borrador de la norma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La preparación de este segundo borrador ya ha iniciado. El primer paso  fue la reunión del Comité Internacional de Normas para analizar resultados y brindar los lineamientos que deberán tomarse en cuenta. Ese proceso se completará luego con auditorías de prueba que representantes de la RAS realizarán en distintos países. ”Vamos a recibir los  comentarios finales del Consejo Directivo de la RAS sobre asuntos estratégicos en noviembre próximo, para poder convocar a una segunda ronda de consulta pública entre enero y marzo del 2014”,  explicó Oliver.

Todo este esfuerzo busca objetivos muy concretos: que la nueva norma le garantice a productores y consumidores un mayor impacto en la conservación de la biodiversidad en las fincas Rainforest Alliance Certified, aumentar los ingresos de los productores con criterios adicionales que favorezcan la productividad y calidad de sus cultivos y motivar a las fincas a prepararse para enfrentar los patrones cambiantes del clima.

                                                                         ***

Rainforest Alliance es parte de la RAS, una coalición de grupos conservacionistas que nació en 1998 en América  Latina y que actualmente cuenta con miembros en varios países del mundo. Las normas de la RAS abarcan rigurosos criterios de sostenibilidad social, económica y ambiental que promueven la conservación de los ecosistemas, el bienestar de los trabajadores y las comunidades, el trato animal humano y una mayor eficiencia de las fincas. Las fincas que cumplen con estas normas y logran certificarse pueden comercializar sus productos con el sello Rainforest Alliance CertifiedTM.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s