Cambio climático/CNCG

Conocimiento para combatir los incendios forestales

El programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG) cumple  en julio su primer año de trabajo apoyando los esfuerzos en Guatemala para la adaptación y mitigación frente al cambio climático. Nuestro compañero Danilo Valladares nos comparte hoy algunos de los primeros resultados obtenidos.

El programa CNCG es liderado por Rainforest Alliance en coordinación con  la Fundación Defensores de la Naturaleza, la Universidad del Valle de Guatemala, la Asociación Guatemalteca de Exportadores, The Nature Conservancy  y World Wildlife Fund (WWF). Para su trabajo, cuenta con el  apoyo de USAID.

Una de las metas del programa es combatir los incendios forestales en la Reserva de la Biósfera Maya (RBM) y la Reserva de Biósfera Sierra de las Minas (RBSM), ambas zonas de una  gran riqueza natural. La tarea está dando resultados efectivos.

Fotos-0081A través de la Fundación Defensores de la Naturaleza (FDN), administradora de la RBSM, se  redujo el impacto de los incendios forestales en un 42% en la época seca, que va de febrero a mayo. De las 4.000 hectáreas que se queman tradicionalmente cada año, en 2013 se pasó  a 2.300 hectáreas, en los municipios de Teculután, Río Hondo, Gualán, y Usumatlán en Zacapa, y San Agustín Acasacuastlán y Morazán, en El Progreso.

En ambas reservas, el programa CNCG invirtió US$110,000 del Fondo de Respuesta Rápida y elaboró seis planes de contingencia para combatir incendios forestales, a fin de proteger los recursos naturales del país y reducir los impactos del cambio climático.

DSC00066“Nuestro trabajo se enfoca en brindar apoyo a las municipalidades y a los comités o asociaciones de cuencas a través de talleres sobre el  manejo y uso del fuego”, explicó César Tot, director de la Reserva de Biósfera Sierra de las Minas.

Alfredo Chajón, jefe de la cuadrilla de bomberos forestales de Teculután y Usumatlán, dijo que gracias a  este trabajo se está logrando mantener la cobertura forestall. “Es un éxito. En unos cinco años vamos a tener mayor regeneración natural del bosque de lo que hay ahora”, afirmó.

En Petén, CNCG está ayudando a fortalecer los sistemas locales de alerta temprana en caso de incendios forestales e imparte capacitaciones sobre prevención y control de incendios. Gracias a estas acciones, la Wildlife Conservation Society protegió de las llamas 23.000 hectáreas de bosque en la RBM, según reportó Walter Mayorga, director de educación y fomento del Consejo Nacional de Áreas Protegidas.

Pero quizás uno de los mejores resultados obtenidos está en la actitud de los pobladores de las comunidades, quienes reconocen  el valor de estos esfuerzos e inversiones y están comprobando sus resultados al ver la efectiva protección de sus bosques.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s