Banano/Rainforest Alliance

Bananos: El cultivo que cambió al mundo

En la década de 1990, Centroamérica sufría de una gran crisis ambiental: el crecimiento descontrolado de la industria del banano estaba destruyendo enormes áreas de bosque y contaminando arroyos, ríos e incluso arrecifes de coral. La industria también era conocida por sus malos tratos a los trabajadores, quienes eran tanto explotados como envenenados rutinariamente con los agroquímicos que se utilizaban en las fincas de banano.

putting stickersReformar la industria del banano era un reto apremiante, sin embargo, Rainforest Alliance lo aceptó junto a productores, trabajadores, científicos, académicos, ONG e instituciones gubernamentales. El resultado de este enfoque revolucionario fue el establecimiento de la primera norma para la producción responsable de banano, la cual protege a los trabajadores, conserva la tierra y resguarda el agua. Hoy, más de 1.600 fincas de banano en el mundo  están certificadas Rainforest Alliance.

Entrevistamos a Ana Lucía Corrales, gerente de certificación de agricultura de RA-CERT, sobre cómo la  certificación Rainforest Alliance ha ayudado a transformar la forma en que se maneja este cultivo y cómo se convirtió en un modelo para todo tipo de cultivos alrededor del mundo.

¿Por qué empezó Rainforest Alliance a certificar fincas bananeras? 

En Centroamérica, en la década de los 90, la industria del banano estaba en auge, pero era prácticamente sinónimo de abusos ambientales y contra los trabajadores. Era una verdadera crisis.  Como respuesta, ayudamos a establecer la  Red de Agricultura Sostenible (RAS) y la Norma de Agricultura Sostenible, la cual es la base del primer sistema de certificación voluntaria de agricultura sostenible en el mundo. Este es la norma que las fincas deben cumplir para lograr la certificación Rainforest Alliance. En 1992 se certificó con el sello Rainforest Alliance la primera finca de banano en Costa Rica.

 ¿Cómo recibió la industria bananera este sistema de certificación?

Se recibió muy bien principalmente porque la certificación no buscaba detener la producción de banano, sino ayudar a los productores a trabajar de forma que protegieran también los recursos naturales. Además,  es un mecanismo voluntario. De hecho, fue Chiquita que prestó dos fincas para hacer las primeras pruebas de auditoría y aplicación de la certificación. Hoy,  todas las fincas de Chiquita tienen la certificación Rainforest Alliance.

IMG_2353¿Cuáles son los principales logros que ha conseguido la certificación Rainforest Alliance en la industria del banano? 

Actualmente, existen más de 1.600 fincas de banano certificadas Rainforest Alliance bajo los criterios de la Norma de Agricultura Sostenible de la RAS a nivel internacional. ¡Esto representa más de 109.000 ha! La experiencia que tuvimos transformando la industria del banano probó que es posible producir de forma responsable; ahora la norma se aplica en más de 70 cultivos alrededor del mundo, desde té hasta café y cacao.

¿Cómo ha mejorado la certificación los ecosistemas en las fincas bananeras?

Primero, la certificación ayudó a detener la deforestación que producía la expansión de las bananeras al requerir a las fincas crear o mantener áreas de bosque o conservación. También ayudamos  a los productores a identificar métodos para aumentar la productividad sin cortar más árboles.  Los productores han reducido dramáticamente la erosión del suelo y el uso de agroquímicos, y utilizan sistemas de tratamiento de aguas residuales y controles biológicos de plagas.

IMG_2283¿Cómo ha ayudado la certificación Rainforest Alliance a mejorar las condiciones de los trabajadores de las fincas de banano?

En las fincas certificadas Rainforest Alliance se requiere que todos los empleados reciban sus derechos laborales y además sean capacitados en áreas como salud, manejo seguro de agroquímicos y sostenibilidad, entre otros, así que ellos conocen muy bien sus derechos y los exigen.

¿Han visto mejorías en las relaciones de las bananeras con las comunidades locales?

Sí. Los productores se esfuerzan más para mejorar la vida de quienes habitan en las comunidades cercanas. Una finca certificada en Costa Rica sacrificó un área productiva importante para crear un camino  más seguro y corto para los estudiantes de la escuela local. En  Guatemala, otra finca construyó una escuela dentro de sus terrenos para los hijos de sus trabajadores. La escuela tiene su propio laboratorio y los profesores aplican metodologías académicas modernas. Debido a la alta calidad de su educación, muchos niños ajenos a la finca compiten para ser admitidos en esta escuela.

¿Cómo beneficia la certificación Rainforest Alliance a los productores de banano?

Implementar  los criterios de sostenibilidad de la norma ayuda a los productores a cuidar sus principales patrimonios: la tierra, el agua y sus trabajadores. En las fincas certificadas mejora la calidad del suelo, se conserva el agua, se usan menos recursos, se conserva la biodiversidad, hay menos rotación de personal y menos accidentabilidad, y todo esto mejora su rentabilidad.  Y quizá el mayor beneficio es el acceso a mercados. En la industria de banano, tener una certificación de sostenibilidad es prácticamente un requisito y les asegura a los productores un mercado estable para su fruta.

¿Cómo asegura Rainforest Alliance de que las fincas certificadas no incumplan con los requisitos de la certificación?

Como la certificación es voluntaria, la mayoría de los productores que buscan certificarse están comprometidos a cumplir con sus requisitos. Además, ellos invierten su propio dinero, así que no tiene sentido incumplir con los requisitos y perder la certificación. Sin embargo, nosotros damos seguimiento por medio de auditorías aleatorias no programadas y realizamos auditorías de investigación para dar seguimiento a denuncias justificadas que pueden ser presentadas por cualquier miembro de la comunidad, por los trabajadores o por productores vecinos. Si se encuentran incumplimientos a criterios críticos de la norma durante una auditoría de investigación, las fincas deben realizar las acciones correctivas correspondientes, de lo contrario pueden perder la certificación.

IMG_2293¿Cuáles son los principales cambios que ha visto en las fincas bananeras durante los años que ha trabajado en auditorías de certificación?

Ahora vemos que las fincas tienen un mejor sistema de gestión general, protocolos para el manejo de desechos y que se preocupan por proteger los recursos naturales presentes en sus tierras. También hay un sólido compromiso con los temas de salud ocupacional y hay mucha comunicación entre administradores y el personal de campo. Todo esto ha producido un ambiente muy distinto al que se percibía años atrás; ahora usted entre en una bananera y se siente el ambiente ameno y de tranquilidad.

¿Cómo beneficiará a los productores de banano la actualización que se está haciendo de la norma?

La RAS quiere que  la norma actualizada resulte accesible a más productores y provea  mecanismos de apoyo al mismo tiempo que es fortalecida. Por ejemplo, habrá importantes cambios en cuanto al uso de  agroquímicos, tema que aún es  un reto para los productores de banano en muchos países.  Adicionalmente, se  mejorarán los criterios relacionados con la protección de ecosistemas para lograr que los esfuerzos de los productores tengan impactos reales y respaldados. También habrá se reforzará la protección para los trabajadores y las comunidades.

 

 

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s