bosques/jóvenes/Rainforest Alliance

Jóvenes en Perú asumen el reto de conservar sus bosques

IMG_3888En las comunidades nativas de Sonene, Palma Real, Tres Islas e Infierno, ubicadas en Madre de Dios, Perú, los esfuerzos y las decisiones sobre el manejo y conservación de los recursos naturales estaba siempre en manos de la gente adulta. Sin embargo, las nuevas generaciones se abren espacio y ahora participan activamente en la toma de decisiones comunales, se empoderan sobre sus deberes y derechos y se comprometen con asegurar el manejo sostenible de sus recursos y la protección de la Amazonía peruana.
“Cuando se realizaron los primeros talleres o reuniones, solo asistía gente adulta-. En cambio, ahora vemos que los jóvenes están interesados en lo que sucede en su comunidad y en su futuro”, comenta Norma Revoredo, coordinadora del proyecto ICAA (Iniciativa para la Conservación de la Amazonía Andina) – Paisajes Sostenibles de la Asociación para la investigación y Desarrollo Integra (AIDER).
DSC_0538Como parte de ICAA, Rainforest Alliance y AIDER, con el apoyo de USAID, trabajan juntas en estas cuatro comunidades nativas de Madre de Dios para ayudar a los habitantes locales a conservar su patrimonio natural al mismo tiempo que construyen medios de vida sostenibles. Una de las metas de este trabajo es aumentar el involucramiento de los jóvenes en la gobernanza de sus comunidades.
Hemos trabajado con estos grupos en la revisión de documentos de gestión comunal como estatutos y reglamentos, y en el desarrollo de planes de vida. Reforzar estos conocimientos les permite conocer y apropiarse de conceptos como la propiedad comunal, planificación de su territorio, instancias comunales, defensa y reivindicación de saberes ancestrales, lo que ha despertado su interés e involucramiento dentro de los gobiernos locales.
IMG_2793Por ejemplo, en la comunidad de Sonene, ubicada en la frontera de Perú y Bolivia, solo el 5% de los muchachos participaba en las reuniones relacionadas con la administración de los recursos locales, mientras que ahora hay una nueva junta directiva liderada íntegramente por personas con un promedio de 25 años de edad. Los comités de producción de madera y de castaña también están liderados por ellos.
En la comunidad de Palma Real, más del 50% de las intervenciones durante las reuniones son realizadas por jóvenes. Asimismo, en la comunidad de Infierno asisten cada vez más muchachos a las asambleas comunales y sus criterios e ideas resuenan con fuerza.
“En las capacitaciones y asistencia técnica que hemos brindado, enfatizamos la importancia de la participación de todos los actores comunales en la toma de decisiones. Mediante este trabajo continuo con las comunidades se logró empoderar a los jóvenes en quehaceres que antes eran exclusivos de los comuneros adultos”, explica Revoredo.
Las comunidades han aceptado y recibido muy bien la participación de los jóvenes ya que reconocen y aprecian su nivel de educación y el entusiasmo que demuestran ahora que entienden que ellos también son dueños y responsables de estos territorios ancestrales.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s