Navidad/Noche Buena/ranas

En el décimo día de Navidad mi ser amado me envió… diez caballeros saltando

Escuche 12 Days of Christmas aquí
Diez caballeros saltando, perdón, ¡preferimos hablar de 10 randas brincando! En 2010, Robin Moore (quien es director de conservación de Amphibian Survival Alliance), encabezó una búsqueda masiva de ranas, salamandras y cecilias que no habían sido vistos en décadas. A lo largo de seis meses, 33 equipos de 21 países se adentraron en espesas selvas, atravesaron ríos y caminaron a través de montaña remotas, con la esperanza de encontrar algunas de las especies calificadas como “ranas perdidas”.

Éstos son sólo algunas de las fotos más impresionantes de la aventura de Moore:

1“Encontré la rana de montaña de patas amarillas en California. Estas ranas tienen una resistencia increíble; para soportar los más duros inviernos bajo el hielo, ¡reducen su metabolismo tanto que pueden dejar de comer durante nueve meses! Sin embargo, están muriendo rápidamente debido a una enfermedad causada por el hongo quítrido, que también está diezmando las poblaciones de ranas en Costa Rica, Australia y Ecuador”.

2

“Pasé el día con el científico y experto en anfibios Dr. Sarig Gafny -uno de los principales expertos en anfibios de Israel- en busca de la rana pintada Hula, una especie que desapareció en 1955 y reapareció en la Reserva Natural de Hula en 2011. Por desgracia, no tuvimos suerte. Gafny había oído que existía la posibilidad de haber encontrado una rana azul, a pesar de que nunca se había visto una en Israel, pero después de ejecutar las pruebas de ADN, se confirmó que se trataba de una rana arborícola amarillo limón, la cual es muy común en Israel, ¡sólo que esta era azul!”.

Reticulated Glass Frog, Hyalinobatrachium valerioi

“Las ranas de cristal son realmente sorprendentes debido a que sus órganos, incluyendo un corazón rojo palpitando suavemente, son visibles a través de sus vientres transparentes. Encontramos esta rana de cristal en un arroyo durante una noche en Costa Rica, y yo quise capturar su transparencia sin colocarla en una locación artificial así que me coloqué detrás de la hoja en la que descansaba y usé mis luces para iluminar la hoja desde allí. La luz pasaba a través de la rana, resaltando el contorno de su cuerpo contra la hoja iluminada”.Cuchumatan Golden Toad

“Sentado en posición vertical, con el brazo reposando sobre una seta, el sapo dorado Cuchumatan tiene motivos suficientes para estar orgulloso. Esta especie eludió a los científicos hasta 2012, cuando fue descubierta y descrita desde los remotos bosques nublados de las montañas de los Cuchumatanes en el noroeste de Guatemala. Nos encontramos con este personaje durante la búsqueda de salamandras perdidas y reencontradas, incluyendo una de las diez principales especies de anfibios perdidos, la salamandra escaladora de Jackson”.

5

“Los científicos locales Luis Coloma y Santiago Ron descubrieron una nueva especie de rana en un pequeño arroyo cerca de Cuenca. Cuando llegamos, nos sorprendimos al encontrar que la reciente construcción de un camino había destruido gran parte del hábitat de estos animales. Pronto observé un cuerpo en la superficie de un riachuelo: una rana arlequín de brillantes colores amarillo y negro. Un macho, inconsciente de que estaba muerta, se montó en su espalda, tratando de aparearse. Llevamos el macho a un laboratorio en Quito, pero murió semanas después. Era el último de su especie. Una especie que se perdió casi tan pronto como se descubrió”.

6 “Se pensaba que una variedad de la rana arlequín de Costa Rica y Panamá se había extinguido en la década de 1990, pero una población remanente surgió en Costa Rica en 2003. Como culminación de millones de años de evolución, esta variedad de rana arlequín es sobreviviente de una de las peores mortalidades masivas del mundo animal en la historia reciente. Mientras estudiaba su piel granulada, sus ojos color verde lima se encontraron con los míos. Me sentí conmovido y más inspirado para continuar nuestra investigación”.

7“Mientras buscábamos al sapo nariz aguileña de Mesopotamia, visto por última vez en Colombia en 1914, ¡encontramos una nueva especie de sapo nariz aguileña! Este era del tamaño de la uña de un dedo pulgar y tenía puntos azules a sus costados, como joyas miniatura. Sin pensarlo mucho resalté el parecido de este sapo con el villano de Los Simpsons Monty Burns, y así se quedó su nombre. El sapo Monty Burns o sapo Mr. Burns ganó como la nueva especie #1 del 2010 según la revista Time. En nuestra búsqueda por una rana perdida, descubrimos una nueva”.

8“Sería fácil no notar a este maestro del disfraz, la rana arborícola gigante de la Hispaniola, de Haití, ya que armoniza a la perfección con liquen del tronco. Haití tiene el desafortunado honor de contar con el mayor porcentaje de anfibios amenazados:- más de nueve de cada 10 especies de rana que se encuentra en Haití está en peligro de extinción, por lo que la conservación de sus menguados hábitats boscosos es una prioridad”.

9 “Acampábamos en el Macizo de la Hotte, en el suroeste de Haití. Para nuestra sorpresa, nuestras tiendas de campaña resultaron ser imanes para ranas y es allí donde vi una rana Macaya, ¡una especie que había sido vista por última vez hace 20 años! Apenas un poco más grande que un grano de arroz, es una de las ranas más pequeñas del mundo. Esta rana diminuta, que se encuentra solo en dos montañas en el suroeste de Haití, está en peligro crítico debido a la pérdida de su hábitat. ¡Terminamos esta expedición con el redescubrimiento de seis especies!

A glass frog, Hyalinobatrachium ruedai, peers through a leaf

“Encontramos esta rana de vidrio reticulada mientras escogíamos el camino a seguir hasta un arroyo, una noche en la selva del Chocó en Colombia. Esta tenía hermosas manchas amarillas moteadas sobre su cuerpo verde limón, y unos de los ojos amarillos más llamativos que he visto. Curiosamente, esta imagen no llamó mi atención entre las primeras que escogí de esta sesión de fotos. Redescubrí la imagen recientemente mientras selecciona fotos para mi nuevo libro En busca de Ranas Perdidas. Fue un hallazgo afortunado, ya que se ha convertido en una de mis fotos favoritas de ranas”.

Para ver más fotos e historias del viaje de Moore, visite su sitio web En Busca de Ranas Perdidas.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s