Cambio climático/CNCG

Se evidencia fragilidad al cambio climático en el altiplano guatemalteco

El programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG) de USAID realizó un análisis sobre la vulnerabilidad al cambio climático que muestra la región del altiplano occidental del país y constató que existe una alta fragilidad en 114 municipios de Quiché, Totonicapán, Quetzaltenango, San Marcos y Huehuetenango.

El análisis, liderado por TNC, incluyó escenarios climáticos actuales y futuros, e identificó seis amenazas principales para esta región: heladas, sequías, deslizamientos, peligro de erosión, inundaciones e incendios forestales.

La Sequia.Los resultados sitúan al departamento de Totonicapán como el más amenazado del atiplano occidental, ya que 100% de sus municipios presentan vulnerabilidad alta y muy alta, tanto en la actualidad como en el escenario futuro. Le siguen Quetzaltenango con 54.2%, San Marcos (44.8%), Quiche (42.8%) y Huehuetenango (40.7%).

El estudio se realizó en dos etapas. En la primera se calculó la vulnerabilidad climática actual, para lo cual se sistematizó la información climática (temperatura y precipitación) del país en el periodo 1960-2011, registrada por 253 estaciones del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (INSIVUMEH).

inundacionesEsas comparaciones permitieron determinar que la región ya está afectada por fuertes eventos climáticos como El Niño y por la variabilidad climática interanual, y que el 50% del territorio de la zona presenta muy alta y alta vulnerabilidad climática.

En la segunda etapa se calculó la vulnerabilidad futura de la región, haciendo proyecciones para la década de 2050. Los investigadores utilizaron PRECIS, un modelo de pronóstico climático regional que produce datos climáticos para períodos futuros a una escala más fina, lo que les hace más confiables que los modelos globales tradicionales.

erosionEl análisis detectó un aumento de dos grados centígrados en la temperatura media y una moderada disminución de las lluvias en todo el altiplano. Sin embargo, al desagregar los datos a nivel municipal, se observa que algunos pierden precipitaciones y otros reportan aumentos.

Según nos explicó Sebastián Charchalac, gerente de CNCG en el altiplano guatemalteco, esta información podría servirle a quienes toman decisiones en el país, particularmente en la definición de políticas, estrategias y acciones enfocadas en reducir las amenazas en los territorios más vulnerables, para tomar medidas de adaptación al cambio climático.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s