áreas protegidas/Turismo

Costa Rica promueve turismo sostenible cerca de áreas protegidas

El 25% del área total de Costa Rica se encuentra bajo algún sistema de área protegida, muchas de las cuales están acondicionadas para el disfrute de los visitantes. El país centroamericano se esfuerza también para que las comunidades que colindan con estas regiones se beneficien de estas “vecinas” tan importantes a partir de servicios que puedan ofrecer a los turistas.

Para promover que el aprovechamiento de los recursos turísticos de estos sitios se haga de forma sostenible, el Proyecto Fortalecimiento del Programa de Turismo Sostenible, del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), financiado con recursos del préstamo entre del Banco Interamericano de Desarrollo y el Gobierno de la República, nos pidió colaborar en la capacitación de casi 300 habitantes de localidades cercanas a nueve áreas protegidas de todo el país, que representan el 18% del territorio nacional bajo protección.

Los 297 participantes en los 20 talleres que impartimos junto con la Asociación Centroamericana para la Economía, la Salud y el Ambiente (ACEPESA) y con el apoyo del SINAC, son guías de turismo e integrantes de organizaciones comunales que trabajan en actividades turísticas. Ellos recibieron entrenamiento sobre temas como turismo sostenible, administración y contabilidad básica, principios de mercadeo, accesibilidad en áreas silvestres protegidas y fortalecimiento organizacional, entre otros.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La temática de las capacitaciones se definió mediante un diagnóstico de las necesidades que se presentaban en las regiones, realizado por ACEPESA. En el diagnóstico se consultó a más de 300 personas entre pobladores locales y funcionarios del SINAC y de las municipalidades.

Para nuestro compañero Ronald Sanabria, vicepresidente de Turismo Sostenible de Rainforest Alliance, uno de los aspectos más llamativos de este trabajo fue la participación de representantes de comunidades indígenas de Alto Laguna (Parque Nacional de Corcovado), Guaymi y Maleku, estos últimos próximos al Refugio Nacional de Vida Silvestre de Caño Negro. Ronald también nos contó que al concluir los entrenamientos, se detectó un aumento significativo en el conocimiento de los participantes. Por ejemplo, los asistentes a los talleres en el sector del Parque Nacional Cahuita evidenciaron un crecimiento de conocimiento de un 67%, mientras que en la región Maleku alcanzaron el 75% de incremento.

Picture6Asimismo en la mayoría de las áreas cubiertas, los asistentes manifestaron interés en participar en las licitaciones que abre el SINAC para la oferta de servicios no esenciales en las áreas protegidas, como ventas de artesanía, guiado, atención de servicios como alquiler de casilleros y de parqueo.

Ese interés y el conocimiento adquirido son un buen indicio de la posibilidad de consolidar esfuerzos de turismo sostenible en las áreas protegidas involucradas. Así lo considera Guisselle Méndez, coordinadora del Proyecto Fortalecimiento del Programa de Turismo Sostenible del SINAC; “este es un primer paso, hay que seguir con los procesos de capacitación y, sobre todo, con actividades que permitan el fortalecimiento comunal y del SINAC”, concluyó Méndez.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s