bosques/Mujer/Reserva de la Biosfera Maya

La sencilla nuez de ramón: medios de vida sostenibles para las mujeres de Petén

La nuez de ramón es una semilla de árbol altamente nutritiva que crece en los bosques de Petén, usualmente sin ser notada o apreciada. “No le dábamos ningún valor a esta nuez de ramón; crecía en el bosque y ahí se quedaba”, dice Grecia Magdalena López, quien vive en una comunidad forestal en Petén. “Pero ahora vemos que es un recurso muy importante y que trae empleo para las mujeres de nuestras comunidades”.

Grecia Magdalena López, presidenta del Comité de la cadena de valor de la nuez de ramón

Grecia Magdalena López, presidenta del Comité de la cadena de valor de la nuez de ramón

Este notable giro en la forma que los locales ven la nuez de ramón ocurrió gracias a Rainforest Alliance, explica López, quien ahora es presidenta del Comité de la cadena de valor de la nuez de ramón. Ella y otras mujeres de siete comunidades forestales Petén empezaron a participar en las capacitaciones impartidas por Rainforest Alliance en 2012: allí aprendieron a procesar la nuez en una harina alta en vitaminas y proteínas, la cual ahora venden localmente y también la exportan (es muy utilizada para hacer bebidas y para hornear productos). Hoy, las mujeres cosechan la nuez de ramón de forma sostenible y la procesan para generar ingresos que tanto necesitan para sus familias. Gracias a esto, se convirtieron en poderosas protectoras del bosque y los ecosistemas donde crecen los árboles de nuez de ramón.

img1_10“El valor comercial actual de los bosques tropicales es muy bajo y por eso es que estos bosques están desapareciendo”, explica Patricia Orantes, directora del programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG). “Desarrollar cadenas de valor sostenibles para productos forestales no maderables como la nuez de ramón le da oportunidad a las comunidades para incrementar sus ingresos al mismo tiempo que pueden conservar sus bosques”.

Comunidades individuales en el área habían empezado a vender la nuez de ramón verde y cruda hace unos años, pero no fue hasta que Rainforest Alliance, con el apoyo logístico de la Asociación de Comunidades Forestales de Petén (ACOFOP), empezó las capacitaciones en 2012 que las mujeres aprendieron a aprovechar todo el valor de la nuez. “Aprendimos a procesarla, secándola, tostándola y moliéndola para hacer harina de nuez de ramón, con la cual hacemos queques, tamales, sopas y bebidas calientes y frías”, añade López. Estos productos tienen un valor mucho más alto que la nuez cruda.

img10_8En los talleres, las mujeres también aprendieron sobre el valor nutricional de la nuez de ramón: es alta en proteína, vitaminas A, B, C y E, calcio, potasio, zinc, hierro, ácido fólico y fibra. Las mujeres no usan la nuez solo para fortalecer sus ingresos sino que para fortalecer la nutrición de sus familias. “Es un suplemento excelente para las mujeres embarazadas”, dice López, “y es particularmente bueno para las mujeres en lactancia, ya que le provee muchos nutrientes para sus bebés”.

Ahora, el Comité de la cadena de valor de la nuez de ramón –compuesto completamente por mujeres– trabaja conjuntamente para mejorar ingresos y compartir recursos. “Cuando vendíamos la nuez de ramón solas, nos pagaban un Quetzal (USD 0,13) por libra. Mientras que el año pasado logramos un mejor precio de 3,5 quetzales por libra, y pensamos que este año será un precio aún mayor”, aseguró la productora. “Otra razón por la que debemos seguir trabajando juntas como un comité es que sabemos que solo así podemos adquirir la maquinaria nueva que necesitamos para el procesamiento de la nuez”.

img7_10Patricia Orantes, de CNCG, destaca que los beneficios para las mujeres de estas comunidades van más allá de mejores ingresos. “Cuando hay 60 mujeres en una comunidad de 170 familias que están recibiendo un ingreso estable por el manejo sostenible de la nuez de ramón, empieza un ciclo maravilloso y virtuoso: una mayor independencia económica aumenta el empoderamiento de las mujeres, y con ello se incrementa la inversión en salud y educación, así como la participación de las mujeres en procesos de toma de decisiones. Es como duplicar los esfuerzos de desarrollo de la comunidad”.

El Comité de la cadena de valor de la nuez de ramón está ahora acercándose a otras regiones para compartir su experticia con el fin de extender aún más su alcance e infraestructura. “Uno de nuestros sueños es crear una sede donde podamos tener toda la maquinaria y el equipo, y que sea ahí donde se procesen todos nuestros productos”, agregó López. “Hay mucha demanda”.

Para López, la mejor parte de la nuez de ramón es lo que les permite a las mujeres que componen el comité hacer por sus hijos. “Gracias a la capacitación que recibimos, somos capaces de usar la nuez para alimentar nuestras familias y venderla. Podemos mantener a nuestros hijos y costear su educación y salud. Esa es nuestra prioridad”.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s