bosques/Cambio climático/COP21

7 razones por las que sí deberían interesarnos las negociaciones de la ONU sobre el clima, en París

1Podría ser que a ustedes les perdonen por pensar que las conversaciones sobre el clima de la ONU, que tienen lugar actualmente en París, tienen poco que ver con su vida. Pero estas discusiones, que reúnen a dignatarios y diplomáticos de casi 200 países, son diferentes. El resultado de esta conferencia, que muchos señalan como nuestra última y mejor esperanza de lograr un acuerdo internacional vinculante y urgente, sí nos afectará a todos de manera personal,

Permítanos explicarles el por qué:

1.Una última oportunidad

Esta es una especie de la última oportunidad que tenemos de tomar una acción mundial concertada. Sólo tendremos éxito enfrentando la crisis climática mediante el actuar conjunto de gobiernos, empresas y ciudadanos. Desde el comienzo de la Revolución Industrial, hemos estado quemando combustibles fósiles y deforestando amplias zonas de la tierra para atender el desarrollo humano. Los ciclos climáticos responden muy lentamente a las crecientes concentraciones de gases de efecto invernadero en los océanos y la atmósfera; de hecho los efectos que sentimos hoy son el resultado de acciones tomadas décadas atrás. Incluso en el hipotético escenario en el que dejáramos de deforestar y que nadie, en ningún lugar de la tierra, utilizara más combustibles fósiles, los ciclos climáticos continuarán sus cambios durante décadas. Pero si los líderes mundiales en la ONU negociaciones sobre el clima de París no alcanzan un acuerdo para reducir significativamente el uso de combustibles fósiles, la concentración de contaminantes y gases incrementarán la velocidad del cambio climático y harán que los efectos del cambio climático sean mucho más violentos.

2.  Inestabilidad climática = Aumento de la inseguridad alimentaria y la violencia.

Para los agricultores de todo el mundo, confiar en los patrones climáticos regulares es crucial. Cuando estos patrones cambian impredeciblemente, cosechas enteras se pueden perder. El cambio climático ya afecta las cosechas en todo el mundo, especialmente el trigo y el café. Más allá de las lluvias impredecibles, el cambio climático implica temperaturas más cálidas en general, más olas de calor y aumento del riesgo de sequías, inundaciones y megadesastres naturales, y todo ello compromete la seguridad alimentaria y con ello generar desplazamiento de poblaciones desplazadas, refugiados climáticos, y aumento de la violencia. De hecho, la sequía prolongada es un factor importante que contribuye al conflicto en Siria. Los expertos predicen que rendimientos persistentemente bajos de cultivo de alimentos básicos como el trigo o el arroz en los países en desarrollo podrían conducir a migraciones masivas y conflictos violentos. Un acuerdo exitoso sobre el clima en París es importante para un suministro estable de alimentos y por lo tanto para la seguridad global.

3. El doblo golpe de la deforestación.

Rainforest Alliance trabaja en todas las áreas, desde la agricultura y el turismo hasta proyectos de carbono, pero todo siempre regresa a los bosques. La protección de los bosques está en la raíz de nuestra misión y así ha sido durante más de 25 años. Eso es porque los bosques desempeñan un papel crucial como purificadores de agua y aire, la filtración de la contaminación y la captura de los gases de efecto invernadero. También detienen la erosión y proporcionar oportunidades económicas para las comunidades que viven en el bosque. Los estudios demuestran que los bosques ayudan a regular el clima en todo el mundo, por lo que la selva amazónica ayuda a controlar las precipitaciones tan lejos como en California. Cuando los bosques son talados, los efectos negativos se duplican. Perdemos el valioso intercambio de dióxido de carbono por oxígeno de los árboles, mientras que también se liberan toneladas de dióxido de carbono que de otra forma habrían sido almacenadas en los bosques. En las negociaciones sobre el clima de la ONU en París, Rainforest Alliance y otras organizaciones afines discutirán la importancia del uso de la tierra y cómo podemos mantener los bosques en pie para ayudar a mitigar el cambio climático.

4. Océanos ácidos

Usted puede haber oído que la expresión “la acidificación del océano” está de moda, pero ¿qué significa realmente? En pocas palabras, el océano se torna más y más ácido, mientras seguimos quemando combustibles fósiles. El dióxido de carbono liberado por la quema de combustibles fósiles es absorbido por los océanos, donde se disuelve en el agua y comienza a cambiarla química de sus aguas. En las aguas más ácidas del océano, los organismos marinos de concha dura como las ostras, cangrejos, caracoles y el diminuto plancton tendrá dificultades para desarrollar sus fuertes conchas. Cuanto más alto sea el pH del agua del océano, mayor desintegración de esas coberturas duras, afectando la cadena alimentaria y asi hasta alcanzar a los peces depredadores más grandes que comemos. Cuando alrededor del 12 por ciento de la población mundial depende de la pesca y la acuicultura, eso es una cosas seria, y usted tendrá que olvidarse del sushi.

5. Café y agricultores

El cambio climático nos afectará a todos y en todas partes, hasta cierto punto, pero las zonas tropicales el golpe será especialmente duro. Esta es una mala noticia para aquellos de nosotros que disfrutamos de alimentos y otras materias primas que provienen de las zonas tropicales, como el café, el banano y el cacao (en otras palabras, todos nosotros). Los agricultores de las zonas tropicales ya experimentan los patrones climáticos impredecibles que hemos mencionado. Los cálidos y más húmedos veranos han provocado un brote de roya del café, un hongo que causa que cultivos enteros de café se marchiten y mueran. Y el café sólo puede crecer dentro de un rango de temperatura muy específico- entre más caliente se pone, los agricultores tienen menos posibilidades de cosechar suficiente café para mantener a sus familias. Para muchos caficultores, cuyo único ingreso proviene de este grano, el cambio climático ya ha devastado sus medios de vida. Los métodos agrícolas sostenibles pueden ayudar, y un acuerdo internacional en París podría hacer la diferencia en el impulso de una transformación agrícola en la escala necesaria para ayudar a las comunidades agrícolas en las latitudes tropicales.

6. Mujeres, niños y comunidades indígenas primero.

Las naciones en desarrollo sienten más los efectos del cambio climático. Las personas que viven en estas áreas menos desarrolladas no tienen acceso a la oferta de infraestructura o los servicios de apoyo para contrarrestar desastres naturales, como las tormentas o intensas sequías. Injustamente, quienes precisamente viven estilos de vida de bajas emisiones, son quienes experimentarán los efectos más intensos del cambio climático. Las mujeres, los niños y las comunidades indígenas son especialmente vulnerables. La desigualdad de género en algunas partes del mundo significa que las mujeres y sus hijos experimentan un mayor obstáculo para la adaptación al clima. Y las comunidades indígenas sufren la pérdida de recursos naturales y patrones del clima que son fundamentales para su forma de vida, lo que conlleva la pérdida de oportunidades económicas. Como parte de sus objetivos de desarrollo sostenible, la ONU planea erradicar la pobreza extrema, establecer la igualdad de género, y mejorar la salud pública en los países en desarrollo. La estabilidad del clima juega un papel muy importante en la reducción de la pobreza y la mejora de la salud. Un acuerdo en las negociaciones sobre el clima de París sería un paso hacia el logro de mayores metas.

7. No hay plan B.

Estamos en esta situación porque quienes nos antecedieron quemaron combustibles fósiles y deforestaron grandes extensiones de tierra. Es difícil culparlos –la mayoría de ellos, no conocían alternativas mejores. Pero lo hacemos. No llegar a un acuerdo sería una muestra de miopía por parte de los delegados de negociaciones sobre el clima de la ONU en París. Sería encogerse de hombros y decir “se podrá resolverlo más adelante”. Desafortunadamente, el cambio climático no es un problema que puede ser tratado retrasando aún más la acción. Eso solo intensificaría los efectos que sentimos.

Un pensamiento en “7 razones por las que sí deberían interesarnos las negociaciones de la ONU sobre el clima, en París

  1. Pingback: 7 razones por las que sí deberían interesarnos las negociaciones de la ONU sobre el clima, en París | RAS | Red de Agricultura Sostenible

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s