Certicación/Flores/Mujer

Las mujeres detrás de su ramo de flores

En esta comunidad rural del Caribe de Costa Rica, 35 por ciento de hogares están liderados por mujeres, quienes enfrentan mayores tasas de desempleo que los hombres. Pero en una finca de flores Rainforest Alliance Certified™ ubicada allí, las mujeres tienen empleos sostenibles, un buen salario y varios beneficios sociales, incluyendo apoyo a las escuelas de sus hijos.

 

Cada mañana en Finca Santa María, una finca de flores de 85 hectáreas y certificada Rainforest Alliance Certified™ en Guácimo, una población en el Caribe de Costa Rica, 35 hombres trabajadores van al campo y cosechan las heliconias con sus llamativos tonos color naranja, jengibres rojos, rosados y blancos, minipiñas ornamentales y otra gran variedad de flores tropicales y follajes. Los hombres cortan las flores y las hojas, arman grupitos y los colocan en envases plásticos que cuelgan sobre un sistema de monorriel muy simple, luego se envían a la planta de empaque.

Ahí, en esa planta, las mujeres se hacen cargo del resto: 28 trabajadoras reciben las flores y follajes recién cortados, los lavan, clasifican, arman paquetes y ramos florales y los empacan para su exportación. En un día promedio, Finca Santa María envía 1.200 cajas de producto a Europa y Norteamérica, pero durante celebraciones como el Día de San Valentín, Día de la Madre, la Cuaresma y Navidad, la finca envía más de 3.000 cajas por día.

8554207897_24bbe5331a_z“Es cierto que las mujeres son mejores para hacer este trabajo, porque son mucho más cuidadosas”, nos explicó Gustavo Arroyo, administrador de Finca Santa María. “Pero la razón principal por la que solo contratamos mujeres para la planta empacadora y para las oficinas es porque las mujeres en esta zona necesitan más y mejores oportunidades de trabajo”.

Las mujeres en las zonas rurales de Costa Rica, como la región del Caribe donde se ubica esta finca, enfrentan una tasa de desempleo cinco por ciento mayor que la que sufren los hombres; adicionalmente, ellas tienden a trabajar más en empleos informales, a recibir salarios menores y sin beneficios sociales. Pero en Finca Santa María, las mujeres reciben el salario de ley, seguro social, así como vacaciones y licencias por enfermedad y maternidad pagadas. Además, la finca promueve un ambiente laboral amigable con la familia, lo cual es clave en una zona donde 35 por ciento de los hogares son liderados por mujeres solas. El horario de trabajo –de 6:00 am a 2:00 pm– les permite estar con sus hijos por las tardes y asistir ellas mismas a clases; las trabajadoras también tienen facilidad para acomodar sus horarios en caso de que deban participar en reuniones de padres o eventos escolares especiales, o si necesitan llevar a familiares a citas médicas.

kayleen3

Kayleen Suárez, supervisora de la planta

“Me siento afortunada de tener trabajo, especialmente uno tan bueno como este. Nuestros jefes y compañeras de trabajo son comprensivos y solidarios. Nos apoyamos entre nosotras para seguir estudiando, atender reuniones escolares, citas o si tenemos alguna emergencia”, dijo Kayleen Suárez, supervisora de la planta y madre de dos niños.

En alianza con una ONG local, la finca apoya un programa de capacitación y desarrollo para sus mujeres trabajadoras y mujeres de la comunidad, el cual las ayuda a expandir sus habilidades para que puedan crecer dentro de la empresa y tener puestos de liderazgo o empezar sus propios proyectos y generar ingresos adicionales.

La empresa también apoya a siete escuelas y colegios locales donde asisten los hijos de sus trabajadores. Ellos proveen ayuda financiera a las escuelas para hacer mejoras de infraestructura, donan muebles, materiales y equipo didácticos, y uniformes y útiles escolares.

DSC01982aFinca Santa María es parte de Plantas y Flores, una empresa que, adicionalmente, posee otras tres fincas de flores certificadas Rainforest Alliance en otras partes de Costa Rica. Plantas y Flores promueve estas condiciones favorables para las mujeres en todas sus fincas y ayuda a replicar el programa de capacitación en las comunidades rurales donde éstas se ubican. Hasta el momento, el programa ha beneficiado a unas 100 mujeres.

“Invertir en las mujeres es una de las mejores inversiones sociales que podemos hacer. Si nuestras trabajadoras están mejor, sus familias prosperan y comunidades enteras también mejoran”, concluyó Arroyo

2 pensamientos en “Las mujeres detrás de su ramo de flores

  1. Visito Costa Rica frecuentemente, y es admirable la cantidad de proyectos apoyados por ONG’s que buscan un desarrollo sustentable, responsable con el ambiente, pero sobre todo que empoderan a las mujeres. Felicitaciones

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s