comunidades indígenas/conservación/economía indígena

Firma de un acuerdo trascendental con grupos indígenas para avanzar en el desarrollo económico sostenible

En las últimas décadas ha surgido en toda la Amazonía una clara tendencia hacia la restitución de los derechos sobre la tierra a las comunidades locales. En Perú, por ejemplo, las comunidades nativas ahora tienen derecho a gestionar más de una cuarta parte de los aproximadamente 68 millones de hectáreas de la megadiversa selva amazónica del país.

Foto: Mohsin Kazmi

Pero si bien asegurar los derechos es un primer paso crítico, la tenencia por sí sola no es suficiente para mantener los bosques de pie. En innumerables comunidades con tenencia segura de la tierra, los bosques continúan cayendo debido a actividades económicas ilegales e insostenibles como la minería de oro artesanal; la extracción irresponsable y no planificada de la madera, que luego se vende a precios de ganga a intermediarios; y el arrendamiento de tierras para la producción agrícola a corto plazo que deja los suelos agotados y las comunidades sin medios de subsistencia después de unos pocos ciclos de siembra.

Para superar estas amenazas y presiones, las comunidades necesitan mejores oportunidades económicas- oportunidades que les permitan satisfacer sus necesidades básicas hoy en día, que apoyen, en lugar de socavar, su prosperidad a largo plazo y su patrimonio natural. Además, deben ser capaces de desarrollarse según sus deseos, de acuerdo con sus prioridades culturales.

La producción sostenible de productos no maderables de los bosques, como la nuez de Brasil, provee a las comunidades de medios de vida sostenibles Foto: Mohsin Kazmi

Para ello, la Coordinadora de los Pueblos Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA) y Rainforest Alliance firmaron un acuerdo en junio para ampliar estas oportunidades y promover el desarrollo económico sostenible en las comunidades indígenas a través de sus federaciones.

Para apoyar esta agenda, Rainforest Alliance aplicará sus 30 años de experiencia a nivel global y más de 10 años de experiencia en el desarrollo de empresas forestales comunitarias sostenibles y competitivas en la cuenca amazónica de Perú. Algunos de nuestros esfuerzos más recientes incluyen trabajar con un grupo de comunidades nativas y asociaciones de productores en la región de Madre de Dios, para implementar programas de desarrollo económico integral, basado en el bosque. Este trabajo permitió mejorar la gestión de más de 80.000 ha de terrenos comunales y también ayudamos a las comunidades a obtener más de $ 900.000 en ingresos y asegurar contratos preferenciales por ventas de más de $ 1.5 millones en productos forestales de madera y no maderables.

Foto: Mohsin Kazmi

El presidente de la COICA, Edwin Vásquez, dijo que la obtención de derechos a la tierra ha sido un paso positivo para las comunidades indígenas, pero que es imperativo que ahora desarrollen iniciativas para crear empresas productivas y sostenibles lo suficientemente robustas como para resistir las amenazas de terceros a sus bosques. “La implementación de iniciativas en torno a los productos forestales no madereros, la madera, la agroforestería -todo aplicando y honrando las prácticas ancestrales- nos permitirá conservar nuestros bosques comunales y generar una economía indígena”.

Para obtener más información, póngase en contacto con Javier Martínez, gerente Forestal de Perú (jmartinez@ra.org), o con Ben Hodgdon, director Forestal (bhodgdon@ra.org)

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s