Cinco tendencias principales sobre sostenibilidad en 2018

A continuación, presentamos la traducción del artículo publicado por Britta Wyss Bisang, directora de Cadenas de Abastecimiento Sostenible de Rainforest Alliance en Ethical Corporation y cuyo texto original en inglés, pueden consultar aquí.
Britta Wyss Bisang, directora de Cadenas de Abastecimiento Sostenible de Rainforest Alliance

La demanda de los consumidores y las empresas por productos abastecidos de forma responsable está tomando fuerza en el mercado. Britta Wyss Bisang, de Rainforest Alliance, predice cuáles serán las tendencias más grandes en sostenibilidad para el 2018 y el futuro.

 1: La sostenibilidad es un punto principal en la agenda

El interés global sobre la sostenibilidad creció rápidamente en los últimos años y, según las investigaciones, es muy probable que este crecimiento continúe.

Al mismo tiempo, cada vez más gobiernos y empresas utilizan el Acuerdo de París de 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU (ODS) para guiar sus esfuerzos en sostenibilidad. Más de 9.500 empresas se han unido al Pacto Mundial de las Naciones Unidas para apoyar los ODS. También existe un Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible, el cual está conformado por líderes de industrias clave que buscan establecer un modelo comercial que ayude a lograr los ODS. Un reporte conjunto de la WWF y de ISEAL Alliance ilustra cómo los estándares de sostenibilidad pueden ayudar a acelerar el progreso en muchos ODS mientras generan beneficios directos para las empresas y los pequeños productores.

El número de países que firmaron su apoyo para realizar una revisión voluntaria sobre el progreso alcanzado en el cumplimiento de los ODS en el Foro Político de Alto Nivel de la ONU casi ha duplicado en el último año, sumando 43 países. La sostenibilidad también se está convirtiendo en una obligación legal en países como Reino Unido, los Estados Unidos de América y Francia. Y hay muchas regulaciones más en camino.

2: Las palabras no bastan. Los consumidores quieren acciones.

En la actualidad, los consumidores cuentan con la tecnología y las redes sociales que les muestra constantemente qué está ocurriendo en realidad en los lugares donde se originan sus productos.

Como resultado, muchas empresas están apoyándose en programas de certificación de los suministros como una de las herramientas clave para lograr sus metas de sostenibilidad, las cuales también les ayudan a demostrar resultados verificados por entes independientes. Numerosas empresas grandes ya abastecen el 100% de sus materias primas de fuentes certificadas.

Sin embargo, la Unidad de Inteligencia de The Economist reportó recientemente que, si bien cuatro de cada cinco empresas aseguran tener cadenas de suministro y abastecimiento responsables, menos de un tercio están realmente trabajando en temas claves como el cambio climático o el trabajo infantil. De hecho, 30% han disminuido su enfoque en tener una cadena de valor responsable en los último cinco años. Yo quisiera ver más compromiso del sector comercial, no menos.

“Por primera vez desde 2009, más consumidores dicen haber castigado a las empresas

por su conducta que los que dicen haberlas premiado”

Los consumidores también están tendiendo más a buscar marcas que se alineen más con sus valores. Un estudio global reciente de BBMG y GlobeScan reveló que por primera vez desde 2009, más consumidores dicen haber castigado a las empresas por sus conductas (28%) que los que dicen haberlas premiado (26%).

Mientras que la responsabilidad propia es central para poder ayudar a las empresas a practicar lo que predican, suele ser confuso para las empresas cuáles herramientas utilizar para obtener los resultados de sostenibilidad que desean, o cómo usarlas efectivamente. La iniciativa del Accountability Framework, desarrollada por una coalición de organizaciones ambientales y sociales líderes (incluyendo a Rainforest Alliance), proveerá un camino claro para las empresas en su proceso de implementar la sostenibilidad, incluyendo los logros e indicadores fundamentales para evaluar su progreso.

3: La certificación continúa bajo la lupa (y eso es bueno)

Los socios de la cadena de suministro y los consumidores continúan preguntándose sobre la propuesta de valor única de la certificación. La certificación puede ofrecer insumos detallados sobre la cadena de abastecimiento que serían difícil de obtener de otra forma. Las conexiones que crea la certificación a lo largo de la cadena de abastecimiento, al unir productores agrícolas y trabajadores con los mercados y la sociedad civil, es única y genera un impacto positivo para los productores y el medioambiente, según lo confirman varios estudios independientes. Además, ofrece un nivel de transparencia que pocos otros sistemas brindan. Todo esto forma las bases de un sistema completamente escalable que compromete tanto a los productores agrícolas como a las empresas.

El Centro de Comercio Internacional, una agencia conjunta de la Organización Mundial del Comercio y de las Naciones Unidas, reporta en su informe Estado de Mercados Sostenibles 2017 (2017 State of Sustainable Markets) que “los productos agrícolas sostenibles, que demuestran cumplimiento con normales internacionales reconocidas, están creciendo a un ritmo que sobrepasa a los mercados para productos convencionales”.

La certificación requiere el mejoramiento continuo. Ciertamente, los distintos elementos de la certificación tienen impactos y retos diferentes. Por supuesto, ningún sello puede garantizar una sostenibilidad del 100%, porque es imposible para cualquier sistema global factible en la práctica monitorear a cada productor las 24 horas del día, 365 días al año.

La certificación apoya a los agricultores con conocimientos,

capacitación y oportunidades para incrementar sus ingresos

Además, la certificación por sí misma no puede resolver todos los desafíos sistémicos de sostenibilidad que enfrentan los productores. Por ejemplo, los precios internacionales de las materias primas y las fluctuaciones del mercado seguirán siendo el principal factor que afecta sus ingresos. Pero la certificación apoya a los agricultores con conocimientos, capacitación y oportunidades para incrementar sus ingresos mediante la implementación de prácticas agrícolas más sostenibles y al ayudarlos a ser más eficientes y estar mejor enlazados entre ellos.

La certificación es más efectiva en catalizar una transformación hacia la sostenibilidad cuando se implementa en un contexto amplio de colaboración entre empresas, varias ONG, gobiernos y otros actores.

4: Los productores y los países productores piden más colaboración

Las alianzas y colaboraciones son clave para abordar los retos principales de la sostenibilidad; con buena razón, los productores demandan que la sostenibilidad se vea desde un ángulo más holístico para considerar el costo de producir y el acceso a financiamiento que les permitiría hacer las inversiones necesarias. Muchas plataformas de colaboración importantes han surgido en los últimos años: la Iniciativa del Cacao y Bosques, y las Plataformas de Café de Uganda y Kenia (apoyadas por la Plataforma Mundial del Café) están entre las más recientes.

El ejemplo más reciente es la fusión entre UTZ y Rainforest Alliance, que se realizó en enero de 2018. En 2019 publicaremos un programa de certificación nuevo y unificado basado en lo mejor de los sistemas que actualmente poseen UTZ y Rainforest Alliance. Esta reorganización del proceso de certificación ayudará a 1,9 millones de productores agrícolas con los que trabajamos –especialmente a los 182.000 productores de cacao, café y té que están certificados actualmente con ambas normas– y a nuevos productores. Ellos podrán invertir en sostenibilidad de forma más eficiente y evitar la doble carga de trabajo administrativo que implica trabajar con dos normas y sistemas de certificación.

Espero que este sea el inicio de una nueva tendencia de consolidaciones entre el sector de normas de sostenibilidad. También espero ver una tendencia de colaboración no solo dentro de cada sector, sino que lo hagan entre distintos sectores. Hay una oportunidad enorme para enlazar los distintos cultivos a nivel territorial (por ejemplo, muchos países cultivan tanto cacao como café), y esto es algo que la nueva Rainforest Alliance explorará en el futuro.

5: Debemos aprovechar el poder de los datos y de la tecnología para impulsar cadenas de abastecimiento más transparentes

La digitalización de los datos está aportando enormes oportunidades para innovar. Las aplicaciones para dispositivos móviles y los drones ya han facilitado mapear y comprender mejor los retos relacionados con la sostenibilidad y atacarlos de forma más específica. Esto está cambiando la manera de ejecutar las auditorías.

Los programas de certificación tendrán que perfeccionar la gestión de datos en el mediano plazo. Los datos son una herramienta clave para hacer intervenciones que inicien un cambio positivo. En Rainforest Alliance estamos realizando pruebas piloto sobre el uso de drones para recolectar información adicional sobre los paisajes agrícolas, la cual será comparada con datos de entes independientes.

La tecnología puede ser utilizada efectivamente para capacitar y crear consciencia entre los productores agrícolas. A inicios del año pasado, Rainforest Alliance lanzó su Aplicación de Capacitación para Productores (Farmer Training App), permitiéndoles a productores de África, Asia y Latinoamérica tener acceso a módulos y videos de capacitación, y a conectarse con otros agricultores para compartir mejores prácticas de producción.

Tener acceso a datos sobre las cadenas de abastecimiento en algunos sectores sigue siendo difícil debido a que muchos productos se cultivan en países con sistemas de datos deficientes

Mientras tanto, la plataforma Blockchain ya está dejando una huella en las cadenas de abastecimiento de alimentos. Por ejemplo, una empresa emergente de Reino Unido llamada Provenance utiliza Blockchain para registrar el origen y toda la ruta que recorren los productos como el atún y los cocos.

Es importante tener presente que todas estas nuevas tecnologías también presentan desafíos. Tener acceso a datos sobre las cadenas de abastecimiento en algunos sectores sigue siendo difícil debido a que muchos productos se cultivan en países con sistemas de datos deficientes. Y sin suficiente convencimiento y participación de los gobiernos involucrados, será difícil implementar algunas de estas tecnologías modernas.

La privacidad también continúa siendo un reto: toda la gestión de datos debe respetar los detalles personales de los individuos, la confidencialidad de los datos comerciales, y las leyes y mejores prácticas sobre datos. Estos son desafíos muy grandes, pero pueden superarse si trabajamos juntos y utilizamos la experticia de las distintas industrias.

 

Britta Wyss Bisang es directora de Cadenas de Abastecimiento Sostenible en Rainforest Alliance y presidenta de la junta directiva de ISEAL Alliance.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.