7 fascinantes especies de los trópicos

Hay un misterio que ha dejado perplejos a los científicos durante siglos: cuanto más cerca del ecuador, mayor es la biodiversidad. ¿Por qué ocurre eso? Las teorías varían desde mayores tasas de origen en los trópicos hasta las ventajas de un clima más cálido para la diversidad genética. Si bien es posible que no sepamos la razón exacta, una cosa es cierta: las increíbles especies que se encuentran cerca del ecuador y muchas más que todavía no se han descubierto allí sirven como un importante recordatorio: tenemos que proteger los bosques tropicales.

Aquí hay algunos ejemplos fascinantes de flora y fauna tropical:

1- Bobo de pies azules

¿Quién no cae rendido ante el encanto azul? Ciertamente, nada hace que esta especie caiga rendida más fácilmente que sus danzarinas extremidades azules; de hecho, los machos realizan una danza de alta complejidad para evidenciar sus activos azulados y así encantar a sus posibles parejas. Estas divertidas criaturas, que viven a lo largo de las costas occidentales de América Central y del Sur (aproximadamente la mitad de ellos en las Islas Galápagos), reciben su nombre por su forma de andar. Aunque son torpes en tierra, los piqueros muestran verdadera gracia una vez que están en el aire y el agua, dando vueltas en el cielo antes de zambullirse de cabeza en el mar ante cualquier señal de la presencia de peces.

2- Tití león dorado

A pesar de su impresionante melena de león, el tití león dorado tiene mucho más en común con los monos que los grandes felinos. Sus uñas como garras le permiten a este primate mantenerse seguro y ágil, moviéndose de rama en rama; una cola larga que puede alcanzar hasta 16 pulgadas también le ayuda. Los dedos largos además le permiten buscar alimento con agilidad entre las grietas ocultas del bosque. Se cree que el pelaje anaranjado encendido que cubre a estos acróbatas del tamaño de una ardilla ha evolucionado a partir de una dieta rica en caroteno y una exposición excesiva a la luz solar. Originario de la mata atlántica de Sudamérica, su actual estado de peligro de extinción es resultado directo de la continua fragmentación y destrucción del hábitat forestal.

3- Gallito de las rocas

El gallito de la roca se ganó su peculiar nombre por la preferencia por construir nidos en los acantilados rocosos y en las cuevas de los Andes. Al no digerir las semillas de su dieta que consiste principalmente de frutas, el gallito de las rocas actúa como un importante dispersor de semillas. Es el ave nacional del Perú; una llamativa cresta anaranjada adorna las cabezas de los machos, haciendo que sus picos sean casi invisibles, el dimorfismo sexual deja a las mujeres con una coloración mucho más apagada. El macho canta y baila para impresionar durante los elaborados enfrentamientos de cortejo con otros rivales. Ese plumaje vibrante puede ser una bendición para las vidas amorosas de los machos, pero también llama la atención de los depredadores, tales como águilas, halcones, pumas, jaguares e incluso boas constrictoras. ¡Hablando de atracción fatal!

4- Bromelias

Como si las bromelias no fueran lo suficientemente geniales, con su increíble habilidad para prosperar sin raíces en el suelo, resulta que una de las frutas más populares del mundo, la piña, es una bromelia. ¿Impresionante? Al menos tres tipos de bromelias son carnívoras. Con trampas en forma de urna formadas por bases de hojas bien compactas, dependen de las bacterias para deshacer a sus presas (en lugar de las enzimas digestivas como otras plantas carnívoras). Otras bromelias ofrecen un enfoque más hospitalario, actúan como mini ecosistemas en sí mismas: las ranas arborícolas, los caracoles, los gusanos planos, los cangrejos pequeños, las salamandras y otros animales pueden pasar toda su vida viviendo en una de esas bromelias. Estas son solo algunas de las más de 2,700 especies nativas del neotrópico.

5- Escarabajo arlequín

A pesar de su llamativo y abigarrado exoesqueleto, el escarabajo arlequín no tiene problemas para esconderse dentro de los árboles cubiertos de hongos del sur de México y América del Sur. El hongo actúa como una fuente de alimento y el camuflaje perfecto para los huevos del escarabajo. Este escarabajo también es conocido por albergar pequeños arácnidos, conocidos como pseudoescorpiones, en su abdomen y debajo de su cubierta de alas colorida. Inofensivos para el propio escarabajo, estos organismos se enganchan a través de un hilo de seda y usan su nuevo modo de transporte para buscar posibles fuentes de alimento y parejas.

6- Rana de cristal del Norte

La piel translúcida de la rana de cristal del norte en su vientre y pecho es una ventana abierta hacia su corazón y otros órganos palpitantes. Cuando se ilumina desde arriba, su silueta sutil permanece menos obvia para los posibles depredadores que se encuentran debajo. El resto del cuerpo del anfibio nocturno parece de color verde lima, lo que permite que se mezcle con el follaje circundante. Se encuentra en los bosques húmedos de América Central y del Sur y vive exclusivamente entre los árboles, poniendo sus huevos en la parte inferior de las hojas cerca de corrientes de agua. Los machos territoriales, los últimos en quedarse en casa, vigilan a sus pequeños durante día y noche para protegerlos de los depredadores, como las avispas, hasta que las crías estén listas para nacer y caer al agua.

7- Hormiga cortadora de hojas

Estos pequeños pero poderosos insectos aprendieron a cultivar mucho antes que los humanos. Usando sus afiladas mandíbulas para cortar pedazos de hojas, las hormigas cortadoras de hojas transportan estos fragmentos a redes subterráneas de más de 1,000 cámaras. Allí, las hormigas transforman los pedacitos de las plantas y cultivan un extenso jardín de hongos. Al podar la vegetación (¡consumen más vegetación que cualquier otro grupo de animales!), estos eficientes “granjeros” estimulan el crecimiento de nuevas plantas y, al convertir sus alimentos en hongos, enriquecen el suelo. Localizadas principalmente en América Latina y el Caribe, millones de hormigas conforman una colonia y uno de los sistemas de castas sociales más estudiados del mundo natural. Los individuos asumen roles específicos, como los defensores de la colonia, los cuidadores, los jardineros, los forrajeadores y los cortadores de hojas. Incluso hay pequeños que se colocan a horcajadas sobre las espaldas de las hormigas obreras más grandes y repelen a las moscas carnívoras.

 

Fotografías: iStock

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.