Empresa guatemalteca se pone a la vanguardia en producción de aceite de palma en Centroamérica

 

Por Milagro Espinoza, gerente senior de Comunicaciones para Latinoamérica, Rainforest Alliance

 

Imagine por un momento que usted es un productor de frutas tropicales en América Latina. Un día, un huracán arrasa con la región y arruina todos sus cultivos de banano, destruyendo cada planta de un solo golpe. ¿Qué haría? Esto fue lo que le ocurrió a un productor en el noreste de Guatemala. Su respuesta fue probar suerte con algo más, así empezó a sembrar palma aceitera. Pero esto ocurrió en 1998, cuando se sabía muy poco sobre este cultivo que pronto se convertiría en uno de los más consumidos y controversiales en el mundo.

Históricamente, el aceite de palma ha sido una mercancía agrícola de bajo perfil en América Latina. Actualmente, se estima que solo un 6% del aceite de palma en el mundo proviene de nuestra región, comparado con el 85-90% que se cultiva en Indonesia y Malasia. Pero Centroamérica está creciendo rápidamente como productor de aceite de palma; entre enero y junio de 2017, los países centroamericanos reportaron exportaciones del cultivo equivalentes a US$378 millones, lo que representa un crecimiento del 22% en comparación con el 2016 y el doble de la producción desde 2001.

De este aumento, el mayor exportador de aceite de palma es Guatemala, con SU$166 millones.

Hoy sabemos que la agricultura es responsable del 80 por ciento  de la deforestación en las zonas tropicales alrededor del mundo. Hay tres insumos principales que impulsan la tala de árboles para tener más tierras agrícolas: la carne bovina -que requiere grandes cultivos de pasto-, la soya y el maíz.

Guatemala conoce perfectamente los impactos de la deforestación: entre 1950 y 2002, el país perdió la mitad de su cobertura forestal. Numerosa evidencia científica comprueba que los bosques son una solución clave para reducir los efectos del cambio climático, por lo que el mundo no puede darse el lujo de seguir perdiéndolos. Pero la población mundial está creciendo más rápido que antes, generando una gran presión por tener más fuentes de alimento. El reto es producir suficiente comida en los terrenos agrícolas que existen, sin talar más bosques para lograrlo.

La agricultura en América Latina ha dado grandes pasos para alejarse del modelo de roza y quema y otras prácticas que dispararon la deforestación en el pasado, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. Una tendencia que ha causado un giro completo en las técnicas usadas en la agricultura tropical es la llegada de los programas de certificación, como los de

Rainforest Alliance, UTZ y de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés). Compañías a pequeña y  gran escala han adoptado estos esquemas de certificación y varias herramientas similares para educar a los consumidores y cambiar sus prácticas empresariales.

Foto: AgroAmérica

La industria del aceite de palma en América Latina sigue en desarrollo, pero algunas señas sugieren que los productores latinoamericanos están al tanto de la explosión de compromisos de sostenibilidad y para eliminar la deforestación de los sistemas de producción que lideran empresas de la industria alimentaria en Europa y Norteamérica, y quieren estar al frente de esta lucha.

El mismo productor que perdió sus fincas de banano por culpa del huracán Mitch hace 20 años, trabaja ahora para ayudar a liderar la agricultura sostenible: AgroAmerica es una empresa familiar basada en Ciudad de Guatemala y con operaciones en este país, Panamá, Ecuador, Perú, los Estados Unidos y Europa. La empresa es una de las primeras productoras de aceite de palma en América Latina que decide adoptar prácticas de sostenibilidad.

“Sin duda, han existido muchos ejemplos de problemas con la producción de aceite de palma, históricamente muchos en otras partes del mundo, no en Centroamérica”, dijo Bernhard Roehrs, director corporativo de AgroAmerica. “Claro que también hay ejemplos en la región, pero nosotros creemos que se puede hacer bien”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un buen ejemplo es la propia AgroAmerica, la cual se convirtió en la primera productora de aceite de palma en el mundo en lograr el máximo nivel de desempeño del programa de certificación Rainforest Alliance Certification. Además, es la cuarta empresa en el mundo que obtuvo la certificación “Identidad Preservada” de la RSPO.

La Norma de Agricultura Sostenible Rainforest Alliance 2017 tiene de tres niveles de desempeño, el Nivel C (bueno), Nivel B (mejor) y el Nivel A (máximo desempeño). Para mantener la certificación, todas las fincas deben demostrar mejoramiento continuo y lograr el Nivel A a más tardar en el sexto año de estar certificadas. Las fincas de palma aceitera de AgroAmerica (Agrocaribe y Agrofrancia) lograron este nivel máximo es solo un año.

“AgroAmerica es un gran ejemplo no solo por su compromiso con la sostenibilidad y excelentes condiciones para sus trabajadores de las fincas, sino que también por sus logros en responsabilidad social corporativa (RSC). La empresa corre la milla extra para sus empleados y les brinda programas de capacitación en ética, salud, cambio climático y más. También establecieron una cooperativa de ahorro y préstamo y, en este momento, 70% de los colaboradores de AgroAmerica son miembros”, aseguró Ria Stout, directora regional de Rainforest Alliance. “El bienestar de los trabajadores y las comunidades es parte fundamental de la misión de Rainforest Alliance, por lo que nos inspira trabajar con empresas que tienen el mismo nivel de compromiso”.

Mientras tanto, Roehrs aseguró que la certificación los estimula a ser abiertos y transparentes. “Es una decisión que tomamos, desde la gerencia, a pesar de que somos una empresa privada y familiar. Y queremos ayudar a educar a los consumidores sobre cómo hacer elecciones en el supermercado, y el aceite de palma es parte de esta tarea. Esperamos ser una compañía ejemplar y ser siempre transparentes”.

Gran parte de la producción de aceite de palma de Centroamérica es para uso doméstico o regional, con un alto porcentaje que termina en México. Aunque AgroAmerica vende a compradores locales y mexicanos, la mayoría de su producto se exporta a los Estados Unidos y Europa.

Aunque la agricultura es la causa principal de la deforestación en Guatemala, las plantaciones de palma aceitera de AgroAmerica no son producto de la tala de árboles. Ciertamente, la certificación Rainforest Alliance prohíbe la deforestación. AgroAmerica aprovechó las fincas de banano que fueron devastadas para sembrar este cultivo y rápidamente entendió la importancia de producir aceite de palma sostenible, por lo que certificó sus operaciones. Cuando las empresas toman este tipo de decisiones que tienen un gran impacto, están tomando un paso en la dirección correcta.

La empresa está determinada a ser un líder de sostenibilidad y responsabilidad social, por lo que sus iniciativas de RSC incluyen adicionalmente programas educativos para abordar el cambio climático que está afectando tanto a Guatemala, con los que se ofrece capacitación a los empleados y a líderes comunitarios locales. A inicios de este año, empleados de ambas plantaciones y la sede corporativa recaudaron más de US$16,000 para brindar ayuda a las comunidades en Guatemala que fueron más afectadas por las erupciones del volcán Fuego.

En su camino para lograr sus objetivos de sostenibilidad y cero deforestaciones, empresas como AgroAmerica pueden ser un ejemplo para otros y ayudar a cambiar la realidad de productores agrícolas, comunidades y consumidores.

 

Un comentario sobre “Empresa guatemalteca se pone a la vanguardia en producción de aceite de palma en Centroamérica

  1. Interesante articulo. En los años 70 del siglo pasado, Ecuador producia aceite de palma, pero en cantidades menores, para uso industrial de aceite de uso doméstico y otros. Las plantaciones eran muy antiguas, pero su resiembra, o sea tumbar las matas de poca productividad para sembrar nuevas semillas, que es lo que permite continuar la forestacion de las zonas calificadas para este producto, ha causado su continuo desarrollo como fuente de ingreso laboral y social de las zonas.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.