¿Cuál es la huella de carbono de su dieta?

Si usted es como nosotros, quizás hizo una resolución de Año Nuevo para comenzar a comer mejor, pero entre el malestar habitual posterior a las vacaciones y el frío cada vez más intenso (al menos en el hemisferio norte), ahora se siente un poco menos dispuesto.

Tenemos justo lo que necesita para retomar los buenos propósitos. Da la casualidad de que comer de manera saludable no solo es bueno para las personas sino también para el planeta, y ahora, con esta práctica calculadora de carbono de los alimentos, eso no es solo una cuestión abstracta. Puede ver la huella climática de todo, desde la cerveza y la carne hasta los guisantes y la pasta, todo en términos que hasta los menos entusiastas de la ciencia pueden entender. Aquí hay un ejemplo: comer carne de res de 3 a 5 veces por semana durante un año equivale a conducir 6,618 km un automóvil por, mientras que comer nueces de 3 a 5 veces por semana durante un año equivale a conducir a 12 km. Eso significa que, al elegir obtener su proteína de las nueces en lugar de la carne de res, no solo le hace un favor a sus arterias, sino que está ayudando a frenar el cambio climático.

¿Suficiente motivación ya?

No nos sorprendió el otoño pasado cuando el -normalmente cauteloso- Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC en inglés) hizo sonar una alarma, al afirmar que los impactos del clima serían mucho peores, y se producirían antes, de lo que se pensaba anteriormente. El cambio climático ya está causando estragos en algunas de las comunidades más vulnerables del mundo, incluidos los agricultores que cultivan muchos de los alimentos que más disfrutamos. Cuando las sequías secan los cultivos o las tormentas torrenciales arrasan las plántulas, los agricultores se quedan con pocos recursos económicos, si es que tienen alguno. Muchos de los que viajaron al norte a pie desde Centroamérica meses atrás, por ejemplo, eran trabajadores del café que huían de niveles de pobreza casi letales causados por cultivos de café fallidos, diezmados por el hongo de la roya relacionado con el clima.

Medición de un árbol para evaluar las reservas de carbono en una finca de cacao en Indonesia.
Foto: Taufik

Es por eso que trabajamos con agricultores de todo el mundo para ayudarlos a adaptarse a los impactos del cambio climático (y aumentar sus ingresos) a través de métodos agrícolas sostenibles y climáticamente inteligentes (como plantar árboles de sombra para estabilizar el microclima y mantener el agua en el suelo). También trabajamos arduamente para frenar el cambio climático protegiendo los bosques (que absorben las emisiones de carbono), reforestando y promoviendo medios de vida que ayuden a mantener los bosques en pie.

Sabemos que usted está tan preocupado por el cambio climático como nosotros. Y aunque, por supuesto, nos encantaría que apoyara nuestro trabajo para promover una agricultura climáticamente inteligente, medios de vida sostenibles y soluciones climáticas naturales, también comprendemos que desea realizar acciones tangibles en su vida diaria.

Esta herramienta de huella de alimentos puede ayudarlo a elegir opciones de alimentación que hagan una diferencia real en la ecuación del clima. ¿Y quién sabe? Quizás pierda un par de kilos en el proceso.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.