El futuro de la conservación tiene sello de mujer

El futuro de la conservación tiene sello de mujer

Existe una razón por la cual la igualdad de género ocupa un lugar destacado en la lista de Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: los expertos saben que nivelar el campo de juego para las mujeres en los países en desarrollo es un componente esencial del desarrollo económico sostenible. Cuando se trata de comunidades agrícolas y forestales, la igualdad de género es especialmente crítica tanto para la seguridad alimentaria como para la solución climática global.

En pocas palabras, si queremos un planeta sano y un futuro habitable, las mujeres rurales deben tener acceso equitativo a los recursos, la capacitación y las oportunidades que tienen sus pares masculinos. Hay una gran cantidad de datos para respaldar este urgente imperativo, pero quizás la manera más palpable de demostrar cómo las mujeres salvarán el mundo es presentar cuatro “superheroínas” de la conservación que hayan transformado con éxito sus comunidades y los paisajes a su alrededor.

Yuriria Hernández
Foto: Michael Toolan

Toda una jefa: Yuriria Hernández Velasco

Yuriria Hernández Velasco es una jefa, literalmente. Como gerente de K’áax Mayas, un taller de carpintería en Quintana Roo, México, no solo llama la atención en una tienda llena de hombres, sino que es la fuerza creativa detrás de los esfuerzos para agregar valor a la madera recolectada por la Alianza Selva Maya, un consorcio de cinco ejidos (tierras de propiedad comunal) que trabajan de manera sostenible. Rainforest Alliance trabajó con el grupo local Alianza Selva Maya para lanzar K’áax Mayas en 2015. Cuando Hernández fue contratada por primera vez para dirigir la tienda, K’áax Mayas solo estaba haciendo tablas de piso, pero -en parte debido al interés de Hernández en el diseño y en otra parte porque los productos como las puertas y la decoración del hogar generan más ingresos- la tienda se expandió para fabricar muebles y otros productos de madera elaborados con precisión. “Cuando aprendí a hacer muebles por primera vez, fue mágico”, dijo.

Yuriria también es la directora comercial de Alianza Selva Maya, que busca vender directamente a los consumidores. Para ese fin, la alianza de cinco ejidos abrió una sala de exposición en la ciudad turística de Chetumal en abril de 2018. Hernández, quien es originaria de una comunidad indígena en las tierras altas del norte de Oaxaca, aprecia poder ayudar a aumentar los ingresos locales y proteger los recursos naturales. “Nos enorgullece usar la madera y saber que estamos cuidando el bosque”, afirma Hernández.

Agung Widi, una superheroína de Indonesia

Agung Widi

La corrupción y la bancarrota habían destruido a Kerta Samaya Samaniya, una cooperativa de cacao en la zona rural de Jembrana, Bali, y los productores locales no podían permitirse perder el apoyo que una organización como esa podría ofrecer; la productividad estaba cayendo en picada, las enfermedades de las plantas diezmaban los cultivos y las familias se hundían más profundamente en la pobreza.

Fue entonces cuando Agung Widi inició la Fundación Kalimajari en 2002 con el expreso propósito de revitalizar la cooperativa a través de prácticas agrícolas sostenibles. No fue fácil: los agricultores desmoralizados se mostraban recelosos debido a la corrupción anterior y demoraban en creer en los métodos de cultivo amigables con el medio ambiente de Widi. Sin embargo, hoy en día 609 miembros integran la cooperativa Kerta Samaya Samaniya (KSS). KSS, que abarca 867 hectáreas, ha sido certificada bajo el programa de certificación UTZ (ahora parte de Rainforest Alliance) durante siete años consecutivos. Actualmente, los agricultores disfrutan de mejores medios de subsistencia mientras trabajan en sus tierras de una manera que puede mantenerse durante los próximos años.

Widi es una formidable defensora de los agricultores y la sostenibilidad a nivel nacional, también, trabaja en la reforma de políticas orientada a transformar el sector del cacao en uno que sea sostenible y enfocado en los medios de vida de los agricultores. Pero es quizás la defensora más feroz de las mujeres agricultoras: una madre viuda de tres hijos recuerda que Widi la visitaba regularmente en su casa para asegurarse de que ella y sus hijos estuvieran bien y que tenían todo lo que necesitaba para cultivar con éxito. Otra mujer dijo que nunca soñó que como productora de cacao podría enviar a sus hijos a la universidad, pero con la orientación comercial y personal de Widi, lo ha hecho. Widi y su organización también han lanzado un programa formal de defensa de la equidad de género, comenzando a nivel distrital con el objetivo de avanzar hacia la política nacional. La primavera pasada, esta líder ganó el prestigioso Premio CSR Indonesia otorgado por Media CSR Indonesia por contribuir con ideas innovadoras aplicadas al bienestar de Indonesia. El título del premio, traducido del bahasa de Indonesia, significa “la persona más inspiradora”.

Mary Waihigo Kamau, estrella de rock de la energía renovable

Mary Waihigo Kamau

Hace apenas unos años, Mary Waihigo Kamau era una viuda y madre de tres hijos que luchaba por sobrevivir en una región productora de té en las afueras de Nairobi, Kenia. Para ganarse la vida, recolectó polvo de carbón del mercado local y lo empacó a mano en briquetas para vender. Fue un proceso muy arduo y laborioso pero que solo producía 60 kg de briquetas por mes.

Luego se inscribió para participar en una iniciativa de Rainforest Alliance para alentar a las comunidades agrícolas en esta región productora de té a pasar de combustibles peligrosos (como el carbón vegetal y la leña) a energía renovable; Waihigo recibió un entrenamiento para aprender a hacer briquetas carbonizadas y libres de humo.

Hoy, con el equipo proporcionado por el programa, hace tantas briquetas en una hora como solía hacer en un mes. (Las briquetas que fabrica ahora son mejores para las personas y también evitan la deforestación). Waihigo se convirtió rápidamente en una estrella del programa, vendiendo a hogares locales, así como a hoteles y otros clientes. Sus ingresos han aumentado considerablemente, y ahora es una de las defensoras más apasionadas de la región para la energía renovable.

Toma de decisiones para un futuro mejor: Janet Bato

Janet Bato

Janet Bato, una productora de té en Thyolo, Malawi, explica cómo era antes de que su comunidad comenzara a trabajar con Greenpop, una organización dedicada a la restauración de bosques, en un proyecto facilitado por el programa “Sector Partnership” de Rainforest Alliance. “Las mujeres en mi comunidad son muy trabajadoras, y producimos todos los cultivos comerciales, trabajando largas horas en el campo mientras cuidamos a nuestros hijos. Las mujeres hacen todo el trabajo, sin embargo, son los hombres los que toman las decisiones y controlan los recursos “.

Pero eso fue antes. Después de trabajar con el proyecto, que promovía tanto la agricultura sostenible como la equidad de género, Bato se entusiasmó tanto con la restauración del paisaje local que su aldea no pudo ignorarla: fue seleccionada para ser la administradora de recursos naturales de la aldea. “Tengo planes para los viveros de árboles para que nuestros niños reciban sus bosques restaurados. Ese es el futuro que imagino. Eso es lo que quiero para mis hijos: una hermosa Thyolo rica en naturaleza y recursos naturales “.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.