Deslizamiento mortal inspira a agricultores indonesios a reforestar

Cuando las fuertes lluvias hicieron que enormes cantidades de lodo se deslizaran por la montaña Mandalawangi en Java Occidental, Indonesia, un sastre llamado Aditya, junto con muchos otros lugareños, se apresuraron a la aldea afectada para tratar de ayudar. Pero el enorme volumen de tierra que se había derrumbado dificultó la recuperación. “Varios de mis familiares fallecieron ese día de septiembre de 2004”, recuerda con tristeza Aditya

Pronto, él y sus vecinos sabrían el origen de esta tragedia: la deforestación. Sin árboles ni follaje para sostener el suelo, la montaña, antes hermosa y admirada, se había convertido en una amenaza para sus propias vidas. Y fue entonces cuando unos pocos entusiastas decidieron tomar acción. Al principio, el pequeño grupo, entre ellos un músico, un taxista, un pescador y Aditya, comenzó a trabajar como voluntarios, sembrando plántulas nativas e informando a la comunidad sobre los beneficios de la conservación. Luego, en 2009, formaron la cooperativa de café Klasik Beans, centrándose en la agrosilvicultura como medio para obtener ingresos y al mismo tiempo mejorar el paisaje. La cooperativa ha logrado éxitos de conservación, sociales y económicos tan impresionantes que ganó el Premio al Liderazgo Comunitario Rainforest Alliance 2019, que se presentará en nuestra gala anual.

Actualmente, la cooperativa Klasik Beans ha pasado de sus ocho miembros originales a 516 agricultores cuya tierra cubre 548 hectáreas y el año pasado, Klasik Beans obtuvo la certificación Rainforest Alliance. “El secreto es que, al conservar la naturaleza, los agricultores obtienen beneficios sociales y económicos”, dice el miembro de la cooperativa Rony Syahroni. “No plantamos café en el bosque, diseñamos nuestras fincas para convertirlas en bosques. Plantamos 16 variedades de árboles de sombra”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los miembros también reforestan áreas críticas y alientan a los jóvenes a dedicarse al cultivo de café sostenible en lugar de migrar a centros urbanos. Y ahora algunos de los agricultores más jóvenes están llevando la misión de la cooperativa más allá de los límites de la comunidad inmediata, educando a las aldeas vecinas sobre los peligros de la deforestación y los beneficios de la agrosilvicultura.

“Es increíble. Al conservar la naturaleza, mantenemos nuestro espíritu humano, el espíritu en el que nosotros, como seres humanos, somos iguales a la naturaleza”, reflexiona el miembro de la junta de Klasik Beans Dadang Suparman.

 

Fotografías: Klasik Beans

 

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.