Nuevo informe muestra la ganancia neta de bosques en la Reserva de la Biosfera Maya

Todo el mundo sabe que no es fácil pagar una deuda y, particularmente que, cuanto más elevada es más tiempo se tarda en cancelarla. Lamentablemente, el bosque maya de Guatemala tiene una deuda enorme con la naturaleza: los incendios forestales no controlados, la degradación de la tierra relacionada con el narcotráfico y la mala gestión de la tierra han llevado a niveles devastadores de deforestación. Salir del hoyo, restaurar los bosques, puede llevar muchos años.

Pero increíblemente, las comunidades locales en la parte oriental de la Reserva de la Biosfera Maya (RBM) del norte de Guatemala han hecho exactamente eso, según un nuevo informe elaborado por USAID, el Consejo Nacional de Áreas Protegidas, la Wildlife Conservation Society y otras organizaciones. Este reciente reporte, publicado con el apoyo de USAID y USDOI / ITAP, indica que, en 2017, por primera vez desde que comenzó la recopilación de datos en 2000, se encontró ganancia neta forestal, con un total de 1,088 hectáreas restauradas.

Este significativo logro es parte de una historia aún más impresionante: en medio del bosque, en condiciones extremadamente difíciles, las comunidades han creado negocios forestales prósperos que crean empleos, sacan a sus vecinos de la pobreza y les permiten proteger y restaurar los bosques. Más del 34 por ciento de la recuperación de bosques señalada en la investigación se encontró dentro de cinco concesiones forestales comunitarias (comunidades a las que se les ha otorgado el derecho a vivir de sus tierras, siempre y cuando lo hagan de manera sostenible).

El programa Clima, Naturaleza y Comunidades en Guatemala (CNCG) de USAID, una iniciativa liderada por Rainforest Alliance en asociación con la Asociación de Comunidades Forestales de Petén, apoyó estas concesiones en el manejo de casi el 17 por ciento de los 2.1 millones de hectáreas de la RBM. En los últimos seis años, los negocios forestales sostenibles de las concesiones generaron más de 6,940 empleos, se vendieron cerca de US $ 50 millones y mantuvieron una tasa de deforestación cercana a cero, una hazaña notable dado que las áreas vecinas sufren niveles de deforestación hasta 20 veces más altos. Otro estudio publicado unas semanas antes también muestra que muchas familias concesionadas han salido de la pobreza y casi ninguna depende de la ayuda financiera de familiares y amigos que viven en el extranjero, lo que sugiere que las empresas sólidas y los bosques saludables pueden reducir la migración, lo que a su vez permite que las familias y las comunidades permanezcan juntas y prosperen.

Felisa Navas.   Foto: USAID

Una concesión que informó la recuperación neta de bosques es la Asociación Forestal Integral Cruce a La Colorada (AFICC), ubicada en San Andrés, Petén. Su presidenta, una viuda y madre de cuatro hijos llamada Felisa Navas, atribuye el éxito de sus dos periodos como líder de la agrupación al apoyo técnico que recibió de las organizaciones asociadas. Cuando asumió el cargo, AFICC estaba en peligro de perder su estado de concesión debido a una administración deficiente, pero dice que “trabajamos con otros miembros e instituciones que nos ayudaron. Pagamos nuestras deudas y comenzamos a organizarnos mejor”. En 2015, CNCG brindó apoyo legal para garantizar el estatus legal de la concesión, así como asistencia técnica para una mejor gestión forestal. Como resultado, entre 2014 y 2017, AFICC ganó más de US $ 850,000 en productos forestales, cuadruplicó su membresía y creó 212 empleos. Además, el nuevo informe encontró que el AFICC recuperó 42 hectáreas previamente asignadas ilegalmente, y se alcanzó una ganancia neta de bosque en 76 hectáreas.

Las concesiones comunitarias de RBM no podrían ilustrar mejor la conexión entre economías locales prósperas, autogestionadas, sostenibles con bosques saludables. Como lo demuestran las concesiones, las comunidades locales no solo protegen con éxito los bosques cuando pueden usar su tierra de manera sostenible, sino que también los regeneran, lo que ayuda a reducir una deuda con la naturaleza que nos permitirá respirar un poco mejor.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.