Huelga contra el cambio climático: 5 jóvenes activistas que lideran la acción climática

El 20 de septiembre, millones de estudiantes, y los adultos que los apoyan, saldrán de las aulas, desde Washington, D.C. hasta Delhi, para la tan esperada Huelga contra el Cambio Climático. ¿Podría ser este un punto de inflexión en la historia? Estos cinco jóvenes activistas climáticos dicen que debe ser.

Lo que inició como una protesta individual de Greta Thunberg, la joven sueca que comenzó una vigilia semanal fuera del parlamento de su país en 2018, se ha convertido en #FridaysForFuture, un movimiento internacional apoyado por más de un millón de estudiantes en 160 países. Ahora, estos jóvenes piden a los adultos que marchen junto a ellos para un día de acción masiva global el 20 de septiembre, tres días antes de la Cumbre sobre el clima de la ONU en la ciudad de Nueva York. Esta movilización histórica dará inicio a una semana completa de protestas ambientales en diferentes partes del mundo, que culminará con una segunda huelga global el 27 de septiembre. Rainforest Alliance se solidariza con estos jóvenes activistas inspiradores, uniéndose al llamado a los líderes mundiales para que se atrevan y actúen ya ante la crisis climática. En vísperas de este momento histórico, le pedimos a cinco jóvenes líderes climáticos que nos dijeran por qué saldrán a la calle.

Foto Liz Ferguson

Isra Hirsi, 16 años, Minneapolis, USA

Como cofundadora de la huelga climática juvenil de EE. UU., Isra Hirsi no solo lidera la carga por la acción climática, sino que también está rompiendo barreras en el movimiento ambiental. “Participo en la huelga del 20 de septiembre porque es importante representarme no solo a mí misma, sino a una comunidad de personas que se ven afectadas por este problema, pero que no tienen un puesto en la mesa”, dijo Hirsi. Aunque las comunidades marginadas de los Estados Unidos, especialmente las personas de color y las familias de bajos ingresos, se ven desproporcionadamente afectadas por el cambio climático, Hirsi ha señalado con frecuencia que no siempre tienen la oportunidad de hacer oír su voz. Ella se apresura a señalar que no todos pueden faltar a la escuela todos los viernes o viajar a una capital del estado para protestar. Es por eso que Hirsi siente que es tan importante dedicar esfuerzos para diversificar el movimiento de justicia climática, asegurando que sea un espacio abierto donde se escuchen todas las voces.

La joven activista, cuya madre, la congresista Ilhan Omar, emigró a los Estados Unidos a los 12 años como refugiada, dijo que también está en huelga por su familia en Somalia, donde la gente ya está sufriendo los impactos del cambio climático. El aumento de las temperaturas ha causado estragos en las estaciones de la nación del este de África, y los largos períodos de sequía amenazan la seguridad alimentaria y el sustento de millones.

Foto: Silk Studio

Alexandria Villasenor, 14 años, Nueva York, EE. UU.

Sentarse en un banco frío y duro fuera de la sede de la ONU durante horas todos los viernes no era parte del plan de Alexandria Villasenor cuando se mudó a la ciudad de Nueva York a sus 13 años en 2018. Pero mientras visitaba a su familia en el norte de California ese año, los incendios en Paradise estallaron, convirtiéndose rápidamente en el peor incendio forestal en la historia del estado. La calidad del aire era tan pobre que Villasenor, que tiene asma, tuvo que volar de regreso a Nueva York de inmediato.

Ese fue el primer roce de Villasenor con la crisis climática, y la dejó decidida a tomar medidas. Inspirada por Thunberg, Villasenor dejó la escuela todos los viernes para sentarse fuera de la sede de la ONU en Nueva York con vistosos carteles que exigían la acción climática de los líderes mundiales. A través de las redes sociales conoció a otros jóvenes activistas climáticos y juntos planearon la huelga climática estudiantil de Estados Unidos en marzo de 2019. “El cambio climático afectará (a mi generación) por el resto de nuestras vidas”, dijo. Pero ella promete hacer todo lo posible para combatirlo. “Mi esperanza para el futuro es que podamos tener un planeta saludable para crecer y entregarlo a los que nos siguen”.

John Paul Jose, 22 años, Delhi, India

“Somos la última generación que puede hacer algo. Ya no podemos pretender que nada está sucediendo “, dijo John Paul Jose, uno de los líderes juveniles de #FridaysForFuture en India. “”. Para el activista nacido en Kerala, la llamada de atención surgió el año pasado, cuando los expertos en cambio climático de la ONU anunciaron que nos quedaba una ventana de 12 años para salvar el planeta. Cuando se dedicó a conocer qué acciones estaban tomando los líderes de la India para enfrentar la crisis, se enfrentó a una deprimente realidad: todos hablan y no actúan.

India es el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, después de China y Estados Unidos. Al mismo tiempo, se encuentra entre los países más vulnerables al cambio climático, desde olas de calor letales hasta el aumento del nivel del mar, lo que podría desplazar a millones de personas de las principales ciudades costeras como Mumbai y Chennai. John escucha muchos discursos políticos sobre abrazar la energía renovable y plantar árboles, pero el gobierno continúa presionando por la producción de carbón. Siente que los políticos de hoy están delegando el trabajo de proteger la India y el planeta a sus sucesores. Esto, teme, será demasiado tarde. “Si no actuamos ahora, pasaremos un planeta moribundo a la próxima generación”.

Hilda Flavia Nakabuye, 22 años, Kampala, Uganda

Al crecer en Wakiso, a 20 kilómetros al noroeste de Kampala, Hilda Flavia Nakabuye vio los efectos de los cambios climáticos extremos a su alrededor: las sequías han causado escasez de alimentos y las lluvias torrenciales han provocado deslizamientos de tierra mortales. Pero no fue hasta que Nakabuye asistió a una charla sobre el clima en la universidad que éste la golpeó: los desastres que asolaron su país fueron provocados por el cambio climático.

Eso fue hace dos años. Hoy, ella es una de las principales voces del movimiento ecologista en Uganda que invita a otros estudiantes a unirse a la campaña contra la contaminación plástica con el llamado, “Keep Mama Africa Green (Mantenga a Mamá África Verde)”. Aunque Uganda presume de la población más joven del mundo (la generación de Nakabuye sufrirá sequías, tormentas e inundaciones más frecuentes y severas) ella descubrió que sus pares desconocían en gran medida el cambio climático. Es por eso por lo que Nakabuye llevó el movimiento #FridaysForFuture a las calles de su ciudad. “El cambio climático no tiene fronteras. Nos afecta a todos y cada uno de nosotros, estoy comprometida a faltar a clases todos los viernes para hacer huelga por un futuro seguro”, dijo la joven activista

Jerome Foster II, 17 años, Washington DC, EE. UU.

Escritor, desarrollador de sitios web, pasante del gobierno, fundador y director ejecutivo de OneMillionOfUs y activista del clima en la escuela secundaria. Si la apretada agenda de Jerome Foster parece sorprendente para un típico joven de 17 años, es porque siente que su generación no tiene más remedio que dar un paso al frente. “Hago huelga porque los gobiernos mundiales no actúan”, dijo Foster, quien ha dirigido las manifestaciones estudiantiles frente a la Casa Blanca en Washington, DC. “Presiono porque debemos hacerlo. Debemos mostrarles cómo se ve la acción real”.

Para Foster, la acción real comienza con difundir el mensaje de cualquier manera que se pueda. A los 15 años, consternado por lo poco informadas que están las personas sobre la crisis climática, decidió establecer una plataforma en línea que presentara todos los hechos. El resultado fue The Climate Reporter, un blog internacional de noticias dirigido por jóvenes dedicado a la actualidad ambiental. Dos años después, el sitio cuenta con un equipo de 17 escritores. Para aquellos que necesitan más que palabras para convencerse, Foster también ha desarrollado una solución. Como talentoso programador informático, codifica experiencias de realidad virtual que permiten a los usuarios explorar por sí mismos en primera línea la destrucción ambiental, desde océanos llenos de plástico hasta refinerías de petróleo que bombean dióxido de carbono al aire.

¿Se siente inspirado? ¿Listo para salir a las calles en solidaridad? ¡Descargue e imprima estos materiales para la Huelga Climática y únase al movimiento global para la acción climática!

 

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.