Pueblos indígenas: Los mejores guardianes forestales del mundo

Las comunidades indígenas y locales manejan casi una cuarta parte de las tierras del mundo, y eso significa que cuidan un sorprendente 80 por ciento de la biodiversidad de la Tierra.

Y nadie administra mejor la tierra: la investigación muestra que los pueblos indígenas logran resultados de conservación al menos iguales a los de las áreas protegidas administradas por el gobierno, con una fracción de la inversión. Otro estudio muestra que entre 2000 y 2012, las tasas anuales de deforestación dentro de las tierras forestales indígenas en tenencia en todo la Amazonía fueron 2-3 veces más bajas que fuera de ellas. El mensaje es claro: los pueblos indígenas saben mejor que nadie cómo proteger los bosques.

Rainforest Alliance ha trabajado durante mucho tiempo para apoyar y aprender de los esfuerzos de conservación indígenas y locales. Nos hemos asociado con comunidades indígenas desde la Amazonía hasta Indonesia para ayudar a construir negocios locales que estén arraigados en los valores y tradiciones indígenas y que estén vinculados al mercado global. Con economías locales prósperas, las comunidades pueden resistir mejor las amenazas a su forma de vida y la salud de sus tierras.

Pueblos indígenas y sus bosques amenazados

A pesar de que los pueblos indígenas son tan efectivos en la protección de los bosques, ellos y sus derechos están frecuentemente bajo ataque. Cuando Jair Bolsonaro fue elegido presidente de Brasil en enero de 2019, alentó a los intrusos (madereros y mineros) a apoderarse ilegalmente de las tierras indígenas. En julio, mineros fuertemente armados vestidos con uniforme militar invadieron la comunidad indígena Wajapi en el remoto norte de Brasil y apuñalaron fatalmente a su líder. Ese terrible ataque se produjo cuando los fuegos comenzaron a desgarrar la Amazonía brasileña. Según el Proyecto de Monitoreo del Amazonas Andino (MAAP), los fuegos comenzaron cuando los agricultores y mineros incendiaron áreas que habían deforestado a principios de año, a instancias de Bolsonaro. El número de incendios en Brasil aumentó 84 por ciento durante el mismo período del año anterior.

Una mina ilegal abre el bosque virgen en un parque nacional en Pará, Brasil. La minería ilegal en la Amazonía ha alcanzado niveles sin precedentes.

En el pico de la crisis de incendios, Rainforest Alliance recaudó más de $ 700,000 que donamos directamente a grupos de primera línea en la Amazonía. Más recientemente, Rainforest Alliance se asoció con No Peace Without Justice para presentar Amazonia Beyond the Crisis, una reunión de líderes indígenas, líderes empresariales, representantes de ONG y científicos, celebrada en la ciudad de Nueva York junto con la Global Climate Strike en septiembre de 2019. “Ahora es el momento de reunir todo este conocimiento, el conocimiento que tienen los científicos, académicos y pueblos indígenas”, dijo Maurício Yukuana, director de la Asociación Hutukara Yanomami, Brasil. “Ahora es el momento de unir esta alianza, porque no podemos avanzar con los políticos”.

El liderazgo indígena es crucial para la protección de los bosques.

Las alianzas de Rainforest Alliance con las comunidades indígenas son fundamentales para todo nuestro trabajo de conservación centrado en las personas. En 2017, firmamos un acuerdo histórico con COICA, la organización sombrilla para las federaciones indígenas en toda la Amazonía, para construir economías indígenas. En Madre de Dios, Perú, trabajamos con comunidades que, con nuestro apoyo y vínculos con el mercado, pudieron exportar en 2015 más de 4,000 toneladas métricas de castañas sin cáscara, por un valor de US $ 31 millones. Este año, apoyamos a las mujeres indígenas mayas en México para lanzar un negocio de muebles sostenibles, como parte de nuestro papel como agencia ejecutora de una innovadora iniciativa de financiamiento del Banco Mundial que pone la toma de decisiones en manos de los representantes indígenas.

Proteger los derechos de las comunidades indígenas y locales, y fortalecer sus economías, no es solo lo correcto, es lo más inteligente. Los pueblos indígenas cuidan los bosques mejor que nadie en el mundo, y todos necesitamos bosques para frenar el cambio climático. Uyunkar Domingo Peas, del pueblo Achuar de Ecuador, y representante de la Confederación de Naciones Indígenas de la Amazonía ecuatoriana nos recuerda: “El planeta Tierra no nos necesita. Lo necesitamos”.

 

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.