Mangos mexicanos: mejores para la gente y el planeta

Desde 2017 Rainforest Alliance trabaja en México con la Fundación Walmart y TechnoServe, ejecutando la iniciativa “Agricultura Inclusiva para pequeños Productores que promueve la adopción de métodos de producción agroecológica en 578 productores de los estados de Oaxaca y Ciudad de México, para contribuir así con la conservación y restauración de ecosistemas, mientras se generan oportunidades de acceso a un mercado responsable.

México es el cuarto productor de mango más grande del mundo, y tan sólo el año pasado el potencial de exportación creció alrededor de un 9%, no obstante, en el mercado nacional las y los productores mexicanos enfrentan la competencia de productos extranjeros de menor precio. Es por eso, que en colaboración con la Asociación Interdisciplinaria para el Desarrollo Sostenible del Estado de Oaxaca (AIPADESO) y TechnoServe, Rainforest Alliance ha capacitado a 314 productores de mango en la región del Istmo en Oaxaca, 94 de los cuales se han fortalecido y organizado en prácticas empresariales.

Frente al desafío global de incrementar la producción de alimentos a costa del deterioro de ecosistemas y profundizar los efectos de cambio climático, el programa Agricultura Inclusiva prioriza los sistemas de producción sostenibles, facilita la adopción y el intercambio de buenas prácticas agrícolas y resalta la participación social como estrategia productiva con resiliencia para las áreas de intervención.

Previo a esta iniciativa, el grupo carecía de asesoría agronómica para el manejo de huertas en temas productivos, por lo que durante 40 años la comercialización se realizó a través de intermediarios “coyotes”, con quienes no se tenía oportunidad de obtener un mejor precio por la fruta, al clasificarla de primera, segunda y tercera calidad.

A través de capacitaciones en agricultura sostenible, fortalecimos a las y los productores en el manejo y cuidado de los recursos naturales esenciales para sostener sus condiciones de vida saludables y generar espacios más productivos. Durante estas capacitaciones se promovió la equidad de género, pues dos de cada 10 participantes eran mujeres responsables de la producción y comercialización de huertas.

En las capacitaciones empresariales se promovió la adopción de herramientas como el uso de bitácoras para el registro de ingresos y gastos de la huerta, y para estimar el volumen de producción; el manejo de fichas técnicas de productos para cumplir con estándares de calidad, y la manera para determinar el precio de venta. Adicionalmente, se realizaron actividades para obtener las licencias sanitarias correspondientes para comercializar la fruta.

Gracias al compromiso de las y los productores, todas las capacitaciones superaron las expectativas, se aumentó la producción de seis a 12 toneladas de mango por hectárea en promedio, y con la constitución de la Sociedad de Productores Agropecuarios de la Zona Oriente del Istmo (SPR PAZO), conformada por 94 productores, se fortaleció su visión comercial para explorar mercados formales.

Un ejemplo de lo anterior se dio con su primera venta como grupo. En mayo de 2019, la empresa “Jumex” dedicada a la producción de bebidas, compró directamente a la SPR PAZO 22.3 toneladas de mango oro. Un año después el grupo se convirtió en proveedor de la tienda de supermercados “Walmart”, lo que significó una segunda venta formal por 46.8 toneladas de mango paraíso.

Los mangos fueron comercializados en Walmart bajo la etiqueta de “Mango Gulucheño-Hecho en México”, lo que representó una estrategia de distinción en el mercado para ayudar al consumidor a elegir y apoyar la economía nacional.

En aquel momento, el escenario al inicio de la temporada de mango paraíso en la zona del Istmo partía de la saturación del mercado por mango importado, principalmente de Ecuador. En este contexto y convertidos en proveedores de Walmart, se pudo realizar un pago al pequeño productor 60% más alto que el ofertado en el mercado local, mientras que para el segundo envío el sobreprecio fue de 300%. Estos precios muestran como este tipo de alianzas comerciales mejoran el nivel de ingreso de las y los pequeños productores y sus familias y fortalecen las economías locales. Igualmente estas alianzas comerciales impulsaron a las y los productores a organizarse y cumplir con estrictos estándares de calidad.

 Pero esos buenos resultados no significan que el trabajo concluyó. Con el apoyo de TechnoServe, trabajamos en el seguimiento de la iniciativa con el objetivo de ampliar la oferta de productos de la S.P.R. e incluir a productores de otras variedades de mango, además de impulsar la organización e infraestructura de este grupo de productores/as para llegar a más mercados.

 

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .