Empoderar a las mujeres es clave para garantizar la seguridad alimentaria

Los agrónomos comprendieron hace ya mucho tiempo lo que el público en general apenas está empezando a entender: nos enfrentamos a una crisis mundial de seguridad alimentaria de proporciones catastróficas. Para alimentar a la población proyectada de 9.8 mil millones de seres humanos para 2050, la producción de alimentos debe aumentar en un 50 por ciento, una tarea abrumadora en medio del acelerado calentamiento global. Los científicos estiman que en un escenario de negocios habitual, el cambio climático podría reducir el rendimiento de los cultivos hasta en un 25 por ciento, mientras que la expansión continua de tierras agrícolas para producir más cultivos amenaza los bosques, la biodiversidad y el suministro de agua, recursos invaluables que la humanidad ha sobrecargado durante mucho tiempo.

Pero ¿y si el mundo pudiera eliminar este enorme déficit alimentario proyectado en las tierras de cultivo existentes? Es completamente posible, si cerramos la brecha de género en la agricultura.

En promedio, las mujeres representan el 43 por ciento de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo, y hasta el 70 por ciento en algunos países, y están tan capacitadas como los hombres en la compleja tarea de la agricultura. Además, alrededor de 400 millones de mujeres se dedican a la ganadería, lo que representa dos tercios de los ganaderos pobres. No es de extrañar que, además de este trabajo cuantificado, las mujeres también realicen la gran mayoría del trabajo no remunerado, como el cuidado de los niños, el cuidado de los ancianos, las tareas del hogar y la cocina.

A pesar de estas invaluables contribuciones económicas a nivel local, nacional y mundial, las mujeres en muchos países no pueden poseer propiedades o están excluidas de importantes procesos de toma de decisiones gubernamentales o comunitarias. Cuando tal discriminación de género no es parte de la ley, las reglas y prácticas consuetudinarias a menudo pueden limitar el acceso de las mujeres a recursos clave, como tecnología, capacitación o financiamiento.

Es probable que las mujeres también se vean más afectadas por el cambio climático que los hombres, ya que dependen más de los recursos naturales locales. Con la tarea de encontrar agua, leña y alimentos, las mujeres viajan más lejos para satisfacer las necesidades básicas del hogar a medida que las sequías y las inundaciones traen cambios inesperados y violentos a paisajes vulnerables. Y las mujeres tienden a ser más pobres, lo que limita sus opciones de acción en caso de sequía, inundación u otro escenario meteorológico extremo.

Todos estos factores limitantes reducen el acceso de las mujeres a los recursos y, en última instancia, su autonomía económica y capital político. Es una pena, porque los estudios muestran que cuanto más poder tengan las mujeres, más saludables serán sus comunidades. En pocas palabras, es más probable que las mujeres gasten sus ingresos en alimentos, ropa y artículos relacionados con la salud para sus familias que los hombres, con un efecto dramático. Un estudio mostró un aumento del 20 por ciento en las tasas de supervivencia infantil cuando las mujeres controlaban el presupuesto familiar.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, si las agricultoras tuvieran el mismo acceso a los recursos, la educación, la financiación y los derechos sobre la tierra, podrían aumentar los rendimientos de sus fincas entre un 20 y un 30 por ciento.

Rainforest Alliance está profundamente comprometida con la participación de las mujeres en todos nuestros programas de capacitación agrícola, tanto como capacitadoras como estudiantes. Hoy en día, más de 100,000 trabajadores de tiempo completo en las fincas Rainforest Alliance Certified son mujeres, así como muchos de nuestros capacitadores de campo y una proporción significativa de nuestro liderazgo senior.

Los capacitadores de Rainforest Alliance trabajan con mujeres agricultoras de todo el mundo, para promover prácticas agrícolas climáticamente inteligentes, cuyos métodos incluyen la conservación y protección del agua, la plantación de árboles de sombra nativos, el acolchado para retener la humedad y la salud del suelo y el uso de fertilizantes orgánicos para aumentar los rendimientos y disminuir la presión económica para expandir las tierras de cultivo arrasando los bosques. Estas prácticas agrícolas climáticamente inteligentes no solo reducen las emisiones de gases de efecto invernadero de una finca, sino que aumentan su capacidad para secuestrarlos.

 

Amelia Quisque Macarco, productora peruana.

Amelia Quisque Macarco, productora peruana tenía 17 años cuando llegó por primera vez a Cusco, en el sureste de Perú, que como capital del antiguo y poderoso imperio Inca funcionaba como un importante centro agrícola. Pero cuando ella llegó a la región, donde los pobladores seguían dependiendo de la tierra para su sustento, las técnicas de corta y quema habían reemplazado cualquier signo de la riqueza anterior de las tierras con bosques carbonizados y tierras de cultivo. Ahora, Amelia y su comunidad cafetalera trabajan con Rainforest Alliance para encontrar métodos más sostenibles y resilientes al clima para dejar espacio para los cultivos, todo mientras se reconstruye y reforesta la tierra degradada. “[ Rainforest Alliance] nos está motivando, nos están incentivando, para que no perdamos nuestro bosque”.

Nuestra experiencia en el campo confirma lo que los agrónomos con visión de futuro vienen diciendo desde hace algún tiempo: las mujeres son un activo esencial en la lucha contra el cambio climático y la inminente crisis alimentaria mundial. La igualdad de género no es solo una cuestión de derechos humanos o una creciente actividad económica en los países en desarrollo. Es la clave para enfrentar de manera efectiva algunos de los mayores desafíos que enfrenta la humanidad.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .